De cada 10 mendocinos, 3 son obesos y 4 están cerca de serlo

Un estudio de Osep dice que un 35% de la población sufre la enfermedad y 40% tiene preobesidad
Según un estudio realizado por la Obra Social de los Empleados Públicos (Osep), alrededor de 35% de los mendocinos sufre de obesidad y, aproximadamente, otro 40% de la población tiene algún tipo de sobrepeso.

La obesidad, una de las epidemias posmodernas que más amenaza la calidad de vida obtenida, a base de importantes avances tecnológicos tiene una fuerte presencia en nuestro país, que no es ajeno a la tendencia mundial de criar "gorditos". Inclusive, algunos estudios lo sitúan en la cúspide del ranking de países con más población obesa. "Estamos, en los hombres, sólo detrás de Estados Unidos y, en las mujeres, claramente a la cabeza", comentó Sergio Mortaroni, actual subdirector de Atención Primaria de la Osep y quien fue durante varios años titular de la coordinación de Riesgos Cardiovasculares.

Esta obra social realizó un estudio entre 2004 y 2007 en el que incluyó a 16 mil afiliados y que arrojó resultados preocupantes: de las mujeres mendocinas, el 28% tiene un peso normal, cerca del 40% está en la franja de lo que se denomina "preobesidad", es decir, un peso por encima de lo ideal que no acarrea complicaciones y el 32% restante tiene algún grado de obesidad.

En los hombres, en tanto, la situación es aún más crítica ya que sólo 19% está en los valores óptimos, 44% en el nivel intermedio y el 37% son obesos. "Son cifras altísimas", dijo Mortaroni, quien alertó sobre otra situación: "Algo que notamos es que las mujeres que son obesas son más obesas".

Existen varias causas pero la más importante es el tipo de dieta al que están acostumbrados los argentinos, que incluye un menú rico en carnes grasas y muy pobre en fibras, frutas y verduras. "Otros aspectos que influyen mucho son el sedentarismo y la sistemática falta de actividad física", indicó Teresa Milani, nutricionista del Hospital El Carmen. "El 99% de los casos se puede prevenir, sólo un mínimo porcentaje es inevitable", comentó Mortaroni, quien resaltó que, cuando en la adultez se la quiere revertir, se deben iniciar las dietas siendo conscientes de que es necesario mantenerlas a largo plazo.

"El cuerpo va a intentar siempre mantenerse en su estado actual, entonces es posible que una dieta no de resultados inmediatos", comentó el experto y recomendó regímenes que permitan bajar entre 350 y 500 gramos por semana y un 10% del peso corporal en 6 meses. "Más que eso se convierte en una dieta no saludable", indicó el especialista.

La psicóloga Marcela Wonzny, en tanto, advirtió del círculo vicioso que se puede generar: "Ser gordo genera sentirse fuera de todo, del ideal, y esa angustia a veces se canaliza comiendo más".

Comentá la nota