Cada mes llega menos por coparticipación

Cada mes llega menos por coparticipación
Las 23 provincias argentinas resignaron $ 826,6 millones en el primer trimestre porque la Nación no distribuyó el 34% de la recaudación. Si se toma en cuenta la proyección que hizo el gobernador, Tucumán recibió $ 130 millones menos entre enero y marzo.
La coparticipación del 30% de los ingresos por retenciones a la soja constituirá un parche en la cada vez más desequilibrada distribución de la recaudación nacional. El Gobierno nacional sigue incumpliendo la pauta constitucional de repartir el 34% de los ingresos mensuales del fisco a las 23 provincias argentinas (se excluye a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires porque recibe directamente fondos de la Nación). Por esta situación, las arcas provinciales perdieron unos $ 826,6 millones sólo en el primer trimestre del año, según los cálculos de la consultora privada Economía & Regiones. Esa cifra equivale a un 15% de lo que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner quiere coparticipar por las retenciones a la soja durante este año.

Desde noviembre de 2008, la recaudación de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) registra una fuerte caída en su tasa de crecimiento. Ese fenómeno, producto de la crisis global, repercutió con fuerza en las transferencias federales de recursos. Así, según la cifra revelada por el gobernador José Alperovich, Tucumán recibió $ 90 millones menos de lo proyectado por coparticipación. Ahora se agregan otros $ 38,9 millones que no ingresarán a las arcas provinciales porque la Nación incumple una pauta constitucional. Sin reclamos oficiales, Tucumán perdió en el primer trimestre del año cerca de $ 130 millones, una cifra equivalente a una planilla salarial neta mensual del sector público o a un financiamiento genuino para construir unas 2.000 viviendas.

La caída en el nivel de ingresos inquietó al Gobierno. Alperovich sigue de cerca la evolución de la coparticipación con dos consultas diarias (apertura y cierre de la jornada) al ministro de Economía, Jorge Jiménez. De las transferencias nacionales por coparticipación dependerá la tranquilidad fiscal de la Provincia, porque con ese dinero se sostienen los gastos de funcionamiento del Estado y los salarios estatales.

Una mayor caída de la recaudación obligaría al Poder Ejecutivo a profundizar las medidas de ajuste que, hasta ahora, fueron calculadas por el gobernador en $ 500 millones de ahorro en el gasto hasta fines de año.

Del mismo modo, se efectúa un seguimiento respecto del dinero que ingresa por la coparticipación de las retenciones a la soja (unos $ 400.000 promedio por jornada en los primeros cuatro días hábiles del mes).

Lo que se viene

Respecto al cumplimiento de la garantía del 34%, incluyendo los fondos del Fedei y Fonavi (fondos para energía y para viviendas), las provincias recibieron en concepto de transferencias automáticas el 32,2% de lo que recaudó la Nación por impuestos y aduanas, explica la consultora que dirige el economista Rogelio Frigerio. Esto implica que las 23 provincias hubieran recibido $ 295 millones adicionales durante marzo en caso de respetarse la garantía del 34%.

Hasta ahora, los ingresos por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y por Ganancias sustentaron las transferencias de fondos coparticipables a las provincias, pero no lo suficiente como para compensar la caída de la recaudación nacional por efecto de la crisis.

Según un análisis de la consultora Abeceb.com, dirigida por el economista Dante Sica, la recaudación por derechos de exportación muestra un dato alarmante para las provincias en su afán de acumular recursos para encarar obras. "Las retenciones a las exportaciones (que hasta marzo no eran coparticipables) muestran una caída de 13,2% interanual. Este es un dato curioso ya que en 2008, cuando las retenciones crecían a un 76,3%, eran un factor que contribuía a que la recaudación nacional creciera más que las transferencias automáticas a las provincias. Hoy, sin embargo, juegan en el sentido contrario", concluye el informe privado al que accedió LA GACETA.

Comentá la nota