El ARI, cada día más kirchnerista

El pasado viernes el título principal de nuestro medio provocó airadas quejas desde el Gobierno del ARI. Las quejas fueron dadas en conferencia de prensa y por gacetilla oficial. Nos acusaron de mal informar y de contradecirnos. El título decía: "La caja jubilatoria a Nación por 50 millones". El tema tiene que ver con el proyecto de "armonización" de la caja fueguina con el sistema nacional de jubilaciones, esto a cambio de 50 millones de pesos que ingresarían a Tierra del Fuego para equilibrar cuentas, hoy desequilibradas.
Debo reconocer que técnicamente quizás tenga razón el Gobierno. No es un traspaso de la caja fueguina al sistema nacional aunque… políticamente, muchos piensan que puede ser, que ésa es la verdadera intención. Nosotros nos sumamos a ese pensamiento. Botones de muestra sobran.

Nuestro título tiene el componente político que, además de informar, muchas veces opina; por más que no le guste a este Gobierno.

Sobre el tema concreto del proyecto que presentó la gobernadora Ríos al IPAUSS ya se han expresado los más interesados como lo son los sectores de jubilados y activos del sistema fueguino y lo seguirán haciendo a través de los directores del Instituto. Además en nuestro medio, en la edición de hoy, hay notas en referencia al tema, y las seguirá habiendo.

Pero esta columna se refiere principalmente a lo mucho que me preocupa, y nos debe preocupar a todos, que es cuando un gobierno le responde a los medios a través de una conferencia de prensa o por una gacetilla oficial. Algo están haciendo mal.

Si hicieran lo que prometieron, si no utilizaran herramientas que tanto criticaron, si fueran coherentes con toda su historia política y no una galería de contradicciones desde que eran opositores a hoy que son oficialistas, no existiría posibilidad de que pensáramos de la forma que estamos pensando. Que vieramos otras intenciones, atrás de lo que anuncian.

Entre los tantos botones de muestra podemos recordar el espamento que hicieron cuando dijeron (inclusive con rebote en medios nacionales) que iban a distribuir la publicidad en forma equitativa sin importar lo que decía u opinaba un medio y meses después terminaron modificando el decreto para premiar y castigar según su antojo. Esto ocurrió durante la gestión del pésimo funcionario (que gracias a Dios ya dejó de vivir en nuestra provincia) Ricardo González Dorfman.

Este Gobierno, el del ARI, el que encabeza la farmacéutica Fabiana Ríos, cada día se parece más al Gobierno nacional encabezado por el matrimonio Kirchner.

Me hacen acordar, el Gobierno del ARI, al diario Página 12 cuando otrora era una fuerte voz opositora, el pensamiento crítico de la Argentina se nucleaba allí, las mejores plumas progresistas se expresaban en sus páginas, la izquierda nacional tenía su lugar, y hoy ocupa el difícil lugar de ser un diario obsecuente del poder nacional diciendo y haciendo las cosas que durante tanto tiempo criticó.

De aquel ARI opositor al ARI oficialista hay banderas que no están. Cosas que se decían desde la oposición a hoy, que sin ruborizarse hacen lo que tanto le criticaban a los demás. Me parece que no es difícil imaginar la opinión de Ríos, Raimbault o Martínez si el proyecto de "armonización" hubiese venido de la mano del justicialismo de Manfredotti.

Al propio diputado (MC) Leonardo Gorbacz, que comenzó con una gestión en la Cámara de Diputados realmente destacable, por trabajo y coherencia, que al diputado al final del mandato pasó a ser un intrascendente voto kirchnerista.

Si bien éste no es el mundo del revés, en nuestra provincia muchas cosas se dan vuelta, se ponen patas para arriba y nosotros no tenemos la culpa.

Por eso se me ocurre pensar al recordar cuando días pasados, la Presidente en un atril mostraba la tapa del diario Clarín y le contestaba el titular de un modo muy parecido, el actual secretario de Medios, Leonardo Gorbacz, en conferencia de prensa mostraba la tapa de EDFM y nos contestaba –también al periodista de FM del Sur Sergio Sarmiento por apreciaciones que había realizado en su programa el día viernes– que nosotros no somos Clarín y que Fabiana no es Cristina.

Comentá la nota