Cada 4 horas denuncian a un funcionario porteño

Lo hacen los propios empleados porteños. Se quejan de quienes no cumplen con su horario laboral y de quienes cobran un sueldo y no trabajan. Educación y Salud lideran las faltas
Un empleado que se jubiló en el 2007 y cobró su sueldo durante todo el año siguiente. Otro que sólo va a trabajar el 30% de los días. Dos ejemplos concretos de lo que ocurre a diario entre los 118.000 agentes municipales.

Ante esto, el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, lanzó hace un mes y medio el programa Compromiso Laboral, para que los propios empleados porteños puedan advertir sobre quienes no cumplen con su labor. Desde entonces, recibieron 217 denuncias que involucran a 250 agentes: 152 fueron realizadas a través de la página de Internet y 65 mediante una línea telefónica gratuita.

La mayoría de las irregularidades involucra a personal que cobra un sueldo y no trabaja o, en el mejor de los casos, que concurre pero no cumple con su horario laboral. También hay casos de gente que se ha jubilado pero no lo ha notificado, para poder seguir cobrando un salario mayor.

"Gran parte de estos ilícitos ocurre en las áreas de Salud y Educación, ya que entre ambas carteras tienen el 60% de los 118.000 empleados municipales", admite un funcionario macrista.

Además, ni en los hospitales ni en las escuelas suele haber un control de entradas y salidas del personal, ya sea mediante una tarjeta magnética o mediante algún otro sistema.

"Desde que asumimos estamos llevando a cabo un plan de capacitación y transparencia de los recursos humanos del gobierno de la Ciudad, pues entendemos que los buenos empleados públicos merecen ser respetados", señaló el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti.

El funcionario detalló cómo es el modus operandi: "La persona que realiza la llamada telefónica tiene la opción de permanecer en el anonimato. Una vez que se recibe la denuncia, el equipo de la Dirección de Auditoría y Contralor realiza un proceso para constatar la veracidad de los datos denunciados mediante el cruce de información con la base de datos de personal".

Luego, comienza el proceso de auditoría: se releva la prestación de servicios del agente en la repartición, las licencias usufructuadas y posibles ausencias detectadas. También se tiene en cuenta la responsabilidad de los superiores inmediatos del agente y de los directivos de la repartición. Una vez analizada la información relevada por el equipo auditor, en caso de detectarse irregularidades, se procede a tomar medidas disciplinarias según corresponda.

Las denuncias también se reciben a través de la página de Internet www.compromisolaboral.gov.ar. El proceso se inicia cuando el denunciante llena un formulario electrónico donde describe el organismo en que trabaja el agente a denunciar y la irregularidad del denunciado, entre otros datos. Para resguardo del denunciante, la información permanece en confidencialidad y no es distribuida a terceros.

Comentá la nota