“En 7 de cada 10 familias hay alguien con problemas de adicción”.

El núcleo local se agrupó en la plaza Cabral y repasó los objetivos, cifras y proyectos para el vigente año. El cónclave contó con la visita del asistente técnico de la sede central de esa ONG, Eduardo Lavorato. Pedirán la creación de una “Casa de Contención Acentuada”.
La delegación local de la red “Madres Contra el Paco” realizó ayer su primera reunión del año en la plaza Cabral, ocasión en que la que el núcleo que busca sacar a los jóvenes correntinos de las adicciones brindó los lineamientos de lo que será su plan de trabajo del año.

La referente capitalina, Sonia Mariel López y el asesor técnico nacional de la red, licenciando Eduardo Lavorato, oficiaron de oradores en el paseo público, detallando algunos proyectos y cifras que revelan el cuadro de situación local y del país.

“En siete de cada diez familias locales hay alguien con problemas de adicciones, ya sea de alcohol o drogas”, sostuvo Sonia, quien adujo barajar esa cifra merced a su trabajo de diálogo constante con padres que padecen el flagelo de los vicios en carne propia.

Por su parte, Lavorato explicó que “actualmente el 68% de las muertes de jóvenes argentinos está relacionada con el avance de las drogas. Puede ser por sobredosis, por robar y ser baleado o cualquier tipo de desenlace relacionado con la adicción. Los números mensuales revelan que fallecen por este motivo 210 chicos, es como un Cromañon constante”.

Bajo esos parámetros, los oradores anticiparon que la premisa de acción para la delegación local de “Madres Contra el Paco” para este año será buscar las vías para crear una “Casa de Contención Acentuada”, un ámbito donde quienes realizaron rehabilitación puedan seguir su tratamiento y se le garantice reinserción social y laboral.

En ese sentido, el asesor técnico sostuvo que “el jueves vamos a tener una reunión con el ministro secretario general, Carlos Fagundez, a quien le vamos a exponer los objetivos del proyecto que implementamos en Buenos Aires”.

“La iniciativa es altamente viable, demandará sólo la asignación de un equipo médico compuesto por psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales y, por su puesto, un lugar donde establecerse. No es un proyecto oneroso y será de gran ayuda para los jóvenes con problemas de adicción”, prosiguió el especialista.

“Esperamos obtener respuestas favorables, porque no es algo descabellado lo que planteamos. Esto recién comienza y tenemos muchas propuestas y acciones a desarrollar, ojalá tengamos apoyo”, culminó López.

Comentá la nota