Cada efectivo tendrá su propia protección personal Entregaron a Quilmes 500 chalecos antibalas y escopetas

El equipamiento que llegó a la Departamental permitirá, por primera vez, que cada uniformado que esté en la calle tenga su propio chaleco antibalas. También llegaron escopetas, municiones, y esposas.

La Provincia envió a la Jefatura Departamental de Quilmes, 500 chalecos antibalas de última generación, 500 esposas, 50 escopetas, y municiones de varios calibres. De esta forma, informó el titular de la institución policial, la totalidad de los uniformados que estén en la calle, tendrán protección personal.

Según explicó ayer el comisario mayor Alexis Ivanoff, hasta ahora cada comisaría tenía una cantidad de chalecos antibalas asignado, que se iban rotando según el personal que estuviera de guardia. A partir de ahora, cada uniformado contará con su propio chaleco, lo que redundará en un mayor cuidado del equipo.

En todo el año el Ejecutivo provincial a través del ministerio de Seguridad viene haciendo un plan de reequipamiento de todas las fuerzas policiales de la provincia. En el transcurso del año recibimos más de 50 patrulleros, 87 motos, y ahora, armamento, chalecos antibalas, esposas, municiones, y todo el equipamiento portátil de cada efectivo policial .

De esta forma entregaremos a nuestro personal, 500 chalecos antibalas, de origen nacional, nivel 2, de última generación, que tienen todas las condiciones técnicas específicas para que un hombre esté debidamente resguardado en su trabajo policial .

Comentá la nota