Uno de cada diez taxistas no puede cambiar el modelo de su auto en Centenario

Pedirán una prórroga al Concejo Deliberante. Aseguran que les es imposible por la crisis y la inflación. Necesitan al menos un vehículo modelo 2000 para trabajar. En la ciudad hay 107 licencias habilitadas por el Municipio.
El 10% de los taxistas de esta localidad no puede actualizar el modelo de su vehículo. La restricción implica que no podrán trabajar durante el 2010, a menos que el Concejo Deliberante otorgue una prórroga por unos meses.

El dato surgió del cuerpo deliberativo, donde en estos días un grupo de choferes se acercó para solicitar a los concejales que se evalúe una excepción, para poder comprar vehículos con una base del año 2000, para poder circular durante este año.

El pedido será analizado por los ediles, y no se descarta que a través de una sesión especial o un informe a la dirección de Inspección, se sostengan algunas licencias hasta el recambio de las unidades. Pero, el análisis se haría "caso por caso".

El planteo de los taxistas ocurre casi todos los años, sobre todo en enero, donde los propietarios de las licencias deben ajustarse a los modelos, que no superen los diez años de vigencia para poder prestar el servicio en esta localidad.

Debido a la crisis económica, unos 10 de 107 choferes que están habilitados para trabajar, no pueden afrontar el cambio de la unidad. A pesar de esa cifra, el servicio mejoró, porque hay mucho más vehículos con modelos actualizados.

La autorización de la prórroga depende de la comisión de Transporte, que evaluará cada caso. Algunos choferes padecen complicaciones desde lo económico, y no pudieron hacer el recambio del vehículo antes del 31 de diciembre de 2009.

Uno de los factores por los cuales atribuyen el retraso en la actualización de las unidades, es la creciente inflación y el incremento de los valores en los autos usados, que representan el 90% de los vehículos-taxis que circulan en la localidad.

Reclamos

Los planteos a los concejales se hicieron en forma particular y no orgánica, según se informó ayer desde ese cuerpo. No obstante, los reclamos a esa institución han sido constantes por parte del sector, para ajustarse a las ordenanzas en vigencia.

A finales de 2007 el cuerpo deliberativo otorgó un "año de gracia" para que los taxistas recambien los modelos y pinten de color blanco las unidades, tal cual se establece en una de las ordenanzas que regular ese tipo de transporte público.

Desde siempre los taxistas han solicitado la posibilidad de hacer un planteo corporativo al Gobierno para poder financiar –a través de créditos- unidades cero kilómetro, que les permitan trabajar y amortizar los vehículos con los años.

Comentá la nota