Cada vez hay más departamentos que apuestan al turismo

Las propuestas son tentadoras y originales. Consisten en mostrar la cultura local a través de circuitos para turistas que incluyen desde la degustación de alimentos hasta la realización de actividades rurales mediante un contacto directo con la gente del lugar.
Este el objetivo principal de los tres proyectos departamentales presentados en los últimos meses en Albardón, Pocito y San Martín, que marcan una tendencia en pleno auge y que se suman a la propuesta de Rawson con su Ruta de los Sabores, vigente desde hace más de tres años.

Si bien en los últimos años se han desarrollado varias formas de turismo rural y gastronómico, la mayoría, o bien son circuitos provinciales que incluyen varias empresas, paisajes y emprendimientos que abarcan varios departamentos y son promocionados en paquetes a los turistas que llegan a la provincia, o bien son ofertas aisladas de finqueros y productores de departamentos alejados como Iglesia, Valle Fértil, Jáchal y Caucete. La diferencia de éstos con los nuevos emprendimientos es que los de ahora se tratan de apuestas netamente departamentales que buscan con ellas promocionar las actividades, la cultura y costumbres que se desarrollan en ellos con propuestas atractivas y diferentes.

El primer proyecto de este tipo llegó hace un par de meses de la mano de la ruta gastronómica del sabor de Albardón llamada Sabores entre Albardas. En ella se pueden recorrer lugares donde el visitante puede degustar comidas típicas caseras, elaboradas con productos locales y acompañadas con vinos artesanales producidos en la zona. Este circuito, que sirve además para conocer la idiosincracia, cultura y producción de los albardoneros, podrá hacerse en forma completa y en un solo día, o por sectores, según lo requiera el visitante. Forman parte del circuito gastronómico desde grandes productores, restoranes y alojamientos hasta las amas de casa que tienen una larga tradición familiar en la preparación de conservas y dulces.

Pocito lanzó un proyecto similar hace poco más un mes con un grupo de 9 emprendedores que forman el paquete turístico denominado Pocito Rural. En el circuito los visitantes pueden cosechar y elaborar aceitunas en conserva, podar un olivo o viña, hacer condimentos y degustaciones, comer platos regionales, conocer la historia del olivo y hasta leyendas aborígenes.

La tercera propuesta se presentó hace un par de días en San Martín y se pondrá en marcha una vez que las familias tengan listos sus emprendimientos. Se trata de un proyecto de turismo rural desarrollado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Agroindustria y lanzado y promocionado por el municipio. Se llama Circuito Abriendo Tranqueras. Consiste en promocionar las empresas familiares. Está formado por siete emprendedores de la zona Dos Acequias cuyas invitaciones incluyen muestra de la elaboración de vinos artesanales y degustación, un restaurant de campo, visitas a un tambo y a un criadero porcino, y a productores de embutidos, artesanías en telar y dulces caseros.

A estas tres nuevas alternativas se agrega la ya conocida oferta rawsina, que se puso en marcha hace más de tres años y que comprende la visita a unos cinco lugares dentro del circuito llamado La Ruta de los Sabores.

Comentá la nota