Uno de cada cuatro mendocinos ya contrató un seguro de vida

Es por la inseguridad e incertidumbre. Además, 1 de cada 2 empleados tiene cobertura obligatoria por trabajo.
La inseguridad, de la mano de la percepción de crisis, golpea cada vez más. Y el temor a lo que pueda pasar se traduce en todos los recaudos a los que se pueda echar mano para evitar el riesgo o compensarlo. Para los mendocinos es una preocupación creciente, como lo refleja un estudio a nivel nacional que coloca a la provincia entre los primeros lugares en cuanto a contratación de seguros de vida, ya sean obligatorios como voluntarios.

Según una investigación encargada recientemente por Avira (Asociación de Seguros de Vida y Retiro de la República Argentina), casi 1 de cada 2 personas en Cuyo disponen de una cobertura a través de su trabajo. Pero además, el estudio muestra que un 24% (es decir, casi 1 de cada 4) ya eligió contratar voluntariamente una póliza en caso de perder la vida.

El dato coloca a la región en el tercer lugar a nivel nacional, después Patagonia y NEA. Otro indicador del interés que despierta ese tipo de cobertura es el nivel de conocimiento percibido, que de acuerdo al informe es de 91%, contra un 88% de promedio en el país. La encuesta fue realizada por el Estudio D'Alessio Irol sobre 1667 casos de entre 25 y 54 años de los segmentos ABC1, C2,C3 y parte de D1.

Cómo está el mercado

El hecho de que casi 1 de cada 2 (47%) de los encuestados declarara contar con una cobertura de origen laboral, coloca a Cuyo al frente en cuanto a demanda. Le siguen el NEA (Noreste), con un 44%, y Patagonia, con un 43%.

A su vez, la vocación por contratar voluntariamente un seguro de vida de 1 de cada 4 personas hace que la región ocupe el tercer puesto del escalafón nacional.

Como negocio, claramente el de los seguros de vida lo es. En el último ejercicio anual cerrado a junio de 2009, la producción totalizó $ 4.135 millones en el país, lo que representa un 66% del total de seguros personales. Por lo demás, tanto en pólizas de vida como de retiro, voluntarias u obligatorias, el mercado argentino dejó una facturación superior a $ 28.000 millones en 2008.

A nivel local, de las 773.182 pólizas contratadas el último año, 214.490 fueron personales. Refugiándose en el off, el gerente de una de las aseguradoras que se dedican de lleno a la rama en Mendoza, reconoció que "de un año al otro el aumento en la cantidad de pólizas ha sido del 100%".

La empresa Tres Provincias encabeza el último ránking emitido por la Superintendencia de Seguros. Fabián Burgos, su responsable comercial, admite que la suba "no sólo es en cantidad de primas sino también en importes. En nuestro caso creció el rango más alto, y sea cual sea la situación, el factor inseguridad tiene un peso importante. Vemos una tendencia que, como en el mundo, es cada vez mayor".

En la aseguradora apuestan al llamado seguro "clásico" (sólo muerte) y también a los adicionales que permite a la familia de un asegurado cobrar el doble de prima si fallece a causa de un accidente. Tampoco descuidan el riesgo de incapacidad.

Una de las bien posicionadas en el "top 15" local, con casi un 6% del segmento, es Zurich. Aún así, los planes de la multinacional, de acuerdo a su gerente en Mendoza, Diego Laricchia, es alcanzar el liderazgo regional.

"En un escenario pre-crítico o crítico hace que se piense más en preservar el patrimonio. Son oportunidades para instrumentos financieros como los seguros, en donde la gente se refugia también en parte por la incertidumbre que genera la situación del Anses y el manejo de los fondos", analiza Laricchia, quien confirma que el crecimiento global de la compañía en la región ya es más del doble en comparación al 2008.

"Ha habido un incremento muy grande, sobre todo de monotributistas y trabajadores en negro. Si bien lo notamos más del lado de los obligatorios o colectivos, también crecieron los voluntarios. De todos modos, falta más cultura en seguros de vida", considera Luis Condeno, de Triunfo.

Para la compañía, el repunte viene de la mano de empresas extranjeras que suscriben coberturas cortas (60 a 90 días) para proteger a sus empleados durante los contratos de obra.

En cuanto a la elección personal, por ahora las pólizas usuales están en el orden de los $ 30.000, que implica pagar mensualmente unos $ 25. Pero como los montos dependen del poder adquisitivo del cliente, según Condeno puede llegar a los $ 300.000.

Paralelamente, en Triunfo destacan un importante incremento en seguros de sepelio, que comprenden un rango de $ 3.000 a $ 10.000 a solventar por prestación, a cambio de $ 3 o $ 5 por cada miembro del grupo familiar.

El potencial arrastra a los operadores no tradicionales del producto, como San Cristóbal, que lanzó en mayo y mantiene la campaña "Pensá en lo importante", por radio, TV e internet. "La idea es trascender los seguros para autos que es el fuerte. Los resultados se están evaluando", señaló una fuente desde la casa matriz en Rosario.

Comentá la nota