Cada cordobés pagó $ 6.777 de impuestos nacionales en 2008

Cada cordobés pagó $ 6.777 de impuestos nacionales en 2008
La “cuenta” que la Afip le pasó a cada habitante aumentó en 1.700 pesos durante 2008. Desde 2003 se necesitan 15 días más al año para cumplir con el fisco.
La presión tributaria nacional durante el año anterior marcó un récord histórico absoluto, de casi el 26 por ciento, lo que equivale a decir que cada habitante aportó al fisco, en promedio, 6.777,5 pesos o el equivalente a 95 días de trabajo. Sin embargo, la retribución de la Nación en recursos, servicios, subvenciones y asistencia es muy inferior si ese contribuyente vive en Córdoba o Santa Fe, provincias que subsidian tanto al Estado nacional como a las jurisdicciones más pobres (o más ricas, como es el caso de la Ciudad de Buenos Aires).

Hace 10 años una persona necesitaba trabajar 61 días para pagar impuestos al fisco, lo que significa que el Estado se “comió” más de un mes de sus ingresos (34 días), o dicho más académicamente, que la presión tributaria se incrementó en una década casi 56 por ciento. Así lo determinó un estudio realizado por la Fundación Libertad, que afirma que, de acuerdo a los datos de la recaudación nacional y las cifras del Producto Bruto Interno (PBI), se puede calcular que cada argentino pagó el año anterior 33,5 por ciento más que en 2007; o de otra manera, la cuenta que la Afip le pasó a los ciudadanos creció de 5.076,8 a 6.777,5 pesos, una suba de 1.700 pesos.

Es posible que si se agregan los tributos provinciales y las tasas municipales, este monto se duplique; un estudio realizado hace dos años y medio por el Ieral indicaba que los días que debía trabajar un habitante de la ciudad de Córdoba para pagar todos los impuestos y tasas ascendían a 136 (o casi la mitad del año); con los reajustes de 2009 quizás ahora se deba trabajar más de un semestre.

El informe de la Fundación Libertad, elaborado por el economista Fernando Staffieri, indica además que “la totalidad de la suba del ingreso por habitante del último año (pasó de $ 20.643,6 anuales a $ 26.120,8) se debió destinar a pagar los impuestos nacionales”. Agrega que la presión impositiva aumentó en los últimos cinco años el 35 por ciento. En el mismo período de tiempo, el ingreso per cápita en valores corrientes (esto es sin descontar el efecto de la inflación) se multiplicó 3,4 veces, mientras que el pago de impuestos nacionales per cápita se multiplicó 5,2 veces.

Una quincena para Kirchner

En relación a esto, el crecimiento de la presión impositiva, tanto medida en relación al Producto como al tiempo de trabajo necesario para pagar tributos, ha sido constante a partir de la finalización de la crisis socio-económica de 2002. “Por cierto -indica Staffieri- comparado con el inicio del gobierno del Dr. Kirchner hoy hay que trabajar 15 días más para pagarle al gobierno nacional. Más aún, en 2008 el total de los recursos tributarios del fisco nacional aumentó a una tasa anual del 34,8 por ciento. Así los ingresos del Estado crecieron por encima de la inflación (20 - 25% anual), por lo que son mayores los ingresos reales, del crecimiento del producto del país (34,8 y 7% anual nominal y real, respectivamente) y de los salarios (22,4% anual según el Índice de Salarios del Indec).

Por ende, el Estado nacional efectuó el año pasado la mayor quita de recursos al sector privado en la historia nacional. Es decir, nunca tuvo tantos recursos como en la actualidad. Sin embargo, éste parece no conformarse con la cuota de ingresos que obtiene, buscando, en consecuencia, ampliar la quita de recursos a la sociedad. Entonces, cabría preguntarse, por un lado, si la sociedad desea, y está dispuesta a financiar, un rol aún mayor del Estado en la economía y, por el otro, cuál es el uso y la eficiencia con la que se emplean los recursos cada vez mayores que reciben los gobiernos”, concluye el economista.

Comentá la nota