Los caciques del PJ no creen que Duhalde sea candidato

Los principales referentes partidarios valoran la experiencia del ex presidente y dicen que la debe volcar en el reordenamiento del partido. Piden que haya internas abiertas
Es casi un calco de otras luchas internas del peronismo. Primero el golpe de efecto con un anuncio rimbombante y detrás las posiciones encontradas de los principales referentes del partido. Ese fue el efecto que provocó el anuncio sobre su posible candidatura 2011 que hizo el martes el ex presidente Eduardo Duhalde. En su entorno dicen que está decidido a ir a fondo con esta decisión. Pero entre los dirigentes más poderosos del peronismo la movida fue tomada con escepticismo, y si bien ensalzan su figura como dirigente político creen que lo mejor que puede hacer es volcar su experiencia en la reorganización del partido y colaborar para que el próximo candidato peronista salga de elecciones internas abiertas.

Hacia el interior del peronismo, las palabras de Duhalde resonaron con fuerza. Es que con un largo camino aún por recorrer hasta las próximas elecciones y con un Néstor Kirchner que aún controla, de algún modo, los tiempos del partido, las aguas del PJ estaban calmas. Ninguno de los dirigentes de peso del peronismo anti K tomaba un posicionamiento claro. Eso hizo que Duhalde vuelva a tomar la lanza para sacudir la modorra partidaria.

La movida hizo efecto. Aunque sea por lo bajo, varios referentes del peronismo ven que con esta jugada pueden arrebatarle el control casi exclusivo que pondera el patagónico. "No puede ser que ponga al frente del PJ a un gobernador (por Daniel Scioli) que perdió las últimas elecciones y que para colmo no dejo el partido paralizado", le dijo a este diario un dirigente que se mueve junto a uno de los gobernadores con aspiraciones presidenciales.

A horas del anuncio, en el duhaldismo juran y perjuran que no se trata de una decisión azarosa, sino que el lomense está decidido a correr del centro de la escena a Kirchner. Comentan que se siente responsable de lo que él califica "una situación delicada" provocada por el proceso k, por lo que quiere ser el artífice de ponerle punto final a este ciclo. "Yo puse a este loco, y yo lo voy a sacar", le dijo Duhalde a un grupo de dirigentes sindicales, según contó a este diario uno de los que escuchaba al ex presidente. La frase la pronunció pocos minutos después de haber finalizado el acto que la CGT Azul y Blanca, que conduce Luis Barrionuevo, hizo en el sindicato de los Trabajadores de Vialidad Nacional. Y lo hizo con el objetivo de ahuyentar los fantasmas de que sólo se trata de una movida para provocar a Kirchner y sin proyección 2011.

En el kirchnerismo, por su lado, reaccionaron con absoluta indiferencia. En la Casa Rosada evitaron opinar sobre una hipotética pelea interna entre Duhalde y Kirchner, mientras que los gobernadores más cercanos al patagónico también eligieron el silencio.

El común denominador de varios de los dirigentes de peso del peronismo que se alejan de a poco del kirchnerismo o de aquellos que nunca estuvieron en sus filas se basó en que lo de Duhalde es una jugada que apunta a sacudir justamente a los integrantes de este espacio anti K para que desafíen el control que ostenta Kirchner. "Fue un mensaje para (Carlos) Reutemann, (Felipe) Solá, (Alberto) Rodríguez Saá y (Mario) Das Neves", reflexionó un encumbrado peronista provincial.

Un par de mandatarios coincidieron en la importancia que tiene la figura de Duhalde en la escena política, pero también creen que no será candidato. "Sólo quiere mostrar el vacío que hay en el PJ disidente", dijo uno de ellos a El Cronista, quien admitió tener algunos contactos con el bonaerense. "El objetivo es apurar un reordenamiento para el cual puede contribuir, pero debe cumplir con su palabra", opinó un referente peronista salteño, quien se refirió a la promesa de Duhalde de no volver a competir por cargos electivos.

El puntano Alberto Rodríguez Saá, en cambio, criticó la decisión del ex mandatario. "Esta mal la metodología. Esto es volver a la Argentina de la zona oscura", sostuvo el mandatario en declaraciones a El Cronista TV, en donde insistió en que Duhalde "debe pedir internas"

Comentá la nota