Caciques del Conurbano se encolumnan tras la figura de Scioli

El intendente de Berazategui, Mussi, ofició de vocero y anticipó la intención de los barones del Conurbano de "abroquelarse" detrás del gobernador. Scioli les da protagonismo a intendentes y a legisladores para fortalecer su base de gobernabilidad

En el nuevo escenario del Justicialismo, tras la derrota del pasado 28 de junio, asoma una alianza de la que cada día surgen señales más concretas. Se trata del acuerdo tácito entre el gobernador Daniel Scioli y los históricos caciques del Conurbano, que se juraron caminar juntos de cara al futuro.

La ecuación le cierra a ambos actores. Los jefes comunales conseguirán en los próximos días cargos, el acceso a lugares de poder y a cajas provinciales como el ministerio de Desarrollo Social. También logran que Scioli les haga de nexo con el Gobierno central tras lo desgastada que quedó la relación con Néstor Kirchner después de las urnas.

Al gobernador bonaerense la alianza con los barones del gran Buenos Aires le permite ir revirtiendo su debilitada imagen dentro de la estructura partidaria, y conseguir una base importante para garantizar la gobernabilidad de la provincia de Buenos Aires hasta el 2011.

Más allá del desembarco de varios intendentes, hombres de los jefes comunales y legisladores en el gabinete bonaerense, ayer llegó un apoyo público -que llamó la atención por su dimensión- desde uno de los históricos caciques del Conurbano.

Se trata del intendente de Berazategui, Juan José Mussi, que en tren de respaldar a Scioli incluso se animó a señalar que "(para el peronismo) es presidenciable Daniel Scioli, porque ha tenido un gesto de lealtad y solidaridad que es sumamente elogiable, y que lo valora especialmente el peronismo: haber salido a jugar todo (con su candidatura) lo eleva en el sector del peronismo militante", aseguró Mussi.

Tras garantizar que todo el justicialismo provincial se encolumnará detrás del mandatario bonaerense, Mussi no ahorró elogios a la figura de Scioli y especuló, con tono de anuncio, que "el peronismo bonaerense se va a abroquelar al lado del gobernador".

"Por ese gesto (de lealtad con el proyecto y de jugarse él mismo a todo), y porque nosotros no nos identificamos con el que se dice peronismo disidente, porque el peronismo es el peronismo, vamos a abroquelarnos con Scioli", aseguró Mussi a modo de voceros de sus pares.

El histórico jefe comunal negó además cualquier posibilidad de que en el marco de la reorganización del partido pueda el peronismo volcarse a los triunfadores del pasado 28 de junio, al asegurar que "no los veo a de Narváez, ni menos a Mauricio Macri, comandando el peronismo".

La voz de Juan José Mussi anunciando el encolumnamiento de sus pares del Conurbano a Scioli, junto a la decisión de éste de convocar a Baldomero Alvarez de Olivera como el único alcalde ya confirmado que desembarcará en el nuevo gabinete provincial, también refuerzan la sensación de despegue de Scioli respecto del poder K.

Comentá la nota