‘Cacho’ Luna volvió al Ministerio y pidió ‘aplacar las pasiones’

"Es el momento de no pasar facturas. Nos corresponde convocar a todos los sectores políticos para que nos ayuden", dijo el ministro y diputado electo. Precisamente quien mas ‘pasión’ post-electoral puso fue la vicegobernadora Luna, quien pidió renuncias, y el lunismo en general, que le reclamó al gobierno ‘modificar el rumbo’.

El ministro de Gobierno y electo diputado provincial, Carlos ‘Cacho’ Luna, consideró necesario "aplacar las pasiones" de la campaña electoral y coincidió en elogiar la reforma de la Constitución Provincial promovida por el gobernador Luis Beder Herrera, que según el Ejecutivo posibilitó en los comicios del domingo último incorporar "visiones diversas" en la Legislatura y en los Concejos Deliberantes.

También el ministro felicitó al Frente Cívico por la elección realizada y consideró que es necesario avanzar en la normalización de los partidos políticos en la provincia. Luna ofreció una conferencia de prensa al retomar sus funciones de ministro de Gobierno.

En primer término, el funcionario elevó un agradecimiento a los electores que lo acompañaron, el domingo 28 de junio y a quienes lo hicieron también, por otras opciones electorales. "Todos ellos han fortalecido el sistema democrático y dieron una nueva legitimidad a la composición legislativa, tanto en la Cámara de Diputados como en los Concejos Deliberantes", sostuvo.

En coincidencia con el gobernador, indicó que en estos comicios quedó demostrado que se cumplieron los objetivos de la Reforma Constitucional promovida por el Gobierno Provincial, donde se apuntaba a incorporar visiones diversas en la Legislatura, provenientes de distintas fuerzas de la oposición, principalmente, en esta oportunidad, de la Unión Cívica Radical. "Han hecho buenas elecciones en todos los estamentos y hay que felicitarlos", dijo el ministro.

Luego consideró necesario que "aplacar las pasiones y ponerle un freno a la campaña que ya terminó, la gente ya votó y definió", dijo Luna. En este sentido, opinó que "es menester dejar que las lecturas políticas las hagan los analistas" y agregó que "no se puede caer en la subestimación de la sociedad ni en interpretaciones que sólo busquen fracturar".

Reiteró el concepto de la unidad justicialista, "lo hicimos una bandera que no la vamos a arriar. La bandera continúa firme, la procuramos ampliar y profundizar todavía más con la incorporación de sectores y dirigentes que todavía no nos están acompañando".

"El triunfo no se debe tomar como una cuestión personal ni individual; por el contrario se lo debe tomar como el aporte de los distintos sectores del justicialismo. Sólo estoy seguro de mi voto, los otros miles de votos que corran por cuenta de cualquier analista", señaló y agregó: "ahora es un momento de reflexión", especialmente por la conmemoración del aniversario de la muerte del líder justicialista, Juan Domingo Perón.

"El mejor aporte que podemos hacer (en este aniversario) es un pedido a todos, en los cuales me incluyo, de bajar los niveles de confrontación y de ponernos a trabajar cada uno en el lugar que la sociedad nos puso", dijo.

Al ser consultado, sobre las cuestiones intestinas en el seno del oficialismo y los enfrentamientos que se dan entre fracciones políticas, el ministro consideró que cada actor debe poner su esfuerzo para solucionarlo. "Se los dice alguien que durante mucho tiempo fue agraviado por un sector en particular. Y no guardo encono ni rencores hacia nadie", aclaró.

En este marco, sostuvo que esta nueva etapa post- eleccionaria debe estar marcada por el equilibrio y la madurez de cada actor. "No son fáciles los tiempos para el mundo, para el país ni para la provincia. Es el momento de dar por superada la campaña electoral. La gente votó y es sagrado el voto de la gente", dijo.

Autocrítica

Respecto a un análisis autocrítico en la dirigencia del PJ, sostuvo que "seguramente se dará", pero diferenció "lo que es una autocrítica seria, madura y responsable, para la cuál hay tiempo, momentos, espacios y, otra cosa, es la catarsis que uno hace como desahogo de muchas situaciones desagradables, que es a lo que hay que poner freno".

"La autocrítica tiene que tener como valor elevado, la objetividad y la reflexión y muchas veces el momento que está vinculado a la elección no es el mejor", precisó.

En relación a la renuncia de Néstor Kirchner a la presidencia del PJ, el electo diputado provincial dijo que "me pareció un gesto que será bien entendido por la dirigencia. No tengo más análisis que ese".

Desde un punto de vista más amplio, Luna señaló que "el justicialismo en general, incluido el provincial, debe seguir avanzando en un proceso de reforma política que en nuestra provincia ya se está dando – y acá están los resultados- pero profundizarlo significa seguir discutiendo los mecanismos de fortalecimiento partidario, por ejemplo insistir en que tiene que haber internas partidarias para que el PJ, defina con esos mecanismos sus candidatos". Aseguró que la atomización de los partidos que sufrió la Argentina y La Rioja, influye directamente y pasa a ser contraproducente para todos.

En este sentido, el diputado electo insistió y recordó que "tengo una voluntad muy clara, que la expresé antes y la ratifico como legislador electo, para trabajar en este proceso de modificación legislativa que incluyó la Reforma Constitucional, para continuar ahora con una construcción política de carácter partidario y transformar a nuestra fuerza política en un partido democrático y moderno donde se elijan los candidatos con elecciones internas; donde haya un espacio para que profesionales, jóvenes y técnicos puedan aportar ideas y proyectos al gobierno provincial y municipal".

Futuro político

Sobre el futuro político del sector denominado Norte Grande, dentro del abanico justicialista, el ministro dijo que "su pertenencia y las expresiones políticas que se construyeron en función de la falta de un funcionamiento democrático partidario, tienen que ser a mi parecer, superadas en este proceso de reconstrucción del partido donde todos los que sintamos una pertenencia común, debemos hacer el esfuerzo para fortalecerlo volviendo a esas raíces".

En otro orden, Luna defendió la alianza electoral con el intendente capitalino, Ricardo Quintela. "Estoy seguro que él (Quintela) sabe que aún cuando no lograron incorporar el tercer diputado, este triunfo es producto del acuerdo y de la unidad que llevamos adelante. Ni siquiera de los nombres de los candidatos; el concepto de la unidad fue reconocido por la comunidad y eso nos aseguró la victoria que era el principal objetivo", manifestó.

"Este es el momento de no pasar facturas. Nos corresponde desde el ámbito institucional, desde el Ministerio de Gobierno, convocar a todos los sectores políticos con representatividad, aún los que no ganaron, para que nos ayuden a opinar, para ver cómo seguimos modificando las condiciones electorales en la provincia y cómo avanzamos en la reforma política que necesita del mayor consenso posible", amplió.

Luna dijo que desde el punto de vista partidario "me va a corresponder y haré lo que sea necesario, para que este proceso incipiente de unidad se profundice".

Comentá la nota