Cacerolazos, cortes de ruta, malestar y desolación por el olvido del gobierno del norte

Vecinos de Tostado, Ceres, San Cristóbal y otras localidades, realizaron ayer un fuerte y ruidoso cacerolazo, donde manifestaron su descontento y malestar por la falta de ayuda por parte del gobierno provincial hacia el norte santafesino. Sequía, falta de agua y luz son algunos de los reclamos básicos y fundamentales de los ciudadanos de zonas que, durante años sido postergada.
El malestar en los vecinos del norte provincial no cesa y cada vez son mas los reclamos hacia los gobernantes provinciales. Cortes de luz, falta de agua, sequía y falta de apoyo productivo son algunos de los planteos básicos en localidades que aseguran haber sido olvidados durante años y que, pese a las promesas de campaña, sus necesidades siguen sin satisfacerse.

Ayer por la noche, un nutrido grupo de vecinos, comerciantes y productores realizó un cacerolazo en la localidad de Tostado, en reclamo por la falta de atención a los pedidos y necesidades del norte santafesino. El malestar por el corte de luz que vivió la zona durante mas de 20 horas el pasado domingo, y que produjo serias consecuencias económicas a la población, se sigue sintiendo y parece ser que está muy lejos de olvidarse.

Henri Colanelli, productor y vecino de Tostado, dialogó con LT9 sobre la situación que padecen los santafesinos del norte y se mostró mas que indignado por la falta de respuesta por parte de las autoridades provinciales, quienes hasta el momento no han dado solución alguna al lamentable cuadro que se ve en aquellas desoladas calles.

"Esto ya es desesperación, es desolación, es abandono. Los políticos de turno, los de hoy y los de ayer, por la gente no han hecho nada. En el futuro no se que va a pasar. Falta que nos elijan e lugar adonde podemos ir a morir, porque al paso que vamos la gente se muere de sed", señaló Colanelli.

Por otro lado, Armando Bustos, Asociaciones de Pequeños Productores de los Bajos Submeriodionales, señaló que la sequía y al abandono a los productores es escandalosa. Las pocas vacas que quedan en pie se mueren de sed y la actividad ya no rinde de la misma manera. Apenas pueden subsistir y mantener a la familia.

"Para buscar agua para mis animales tengo que hacer, entre ida y vuelta, 70 kilómetros. Ya no tengo mas plata", aseguró Bustos.

Otro productor de la zona de Tostado y Pozo Borrado, Juan José Aramburu señaló a LT9 que la situación es "insostenible".

"No hay recursos, la provincia en su momento nos daban un subsidio para llevar agua a nuestros animales, después nos sacó el subsidio y es como que nos largaron la mano. Nos quedamos en medio de la pobreza, sin poder llevar el agua mas que con recursos propios y pensando que algún día va a llover, pero no llueve, el agua no existe y los acueductos prometidos no están", relató desgarradoramente el productor.

"Esto es una tomada de pelo. Acá vienen funcionarios de cuarta línea, que no resuelven nada, que vienen a ‘viatiquear’", señaló el periodista Miguel Rosales desde Tostado.

Comentá la nota