Caceres: Con fe y esperanza

Los familiares de Fernando Cáceres están sorprendidos con su evolución: a 23 días del disparo en la cara, mueve un brazo y levanta el pulgar para responder. Y lo más importante: ya respira por sus propios medios.
Por la gravedad de las heridas y el lugar en el quedó alojada la bala, muchos temían lo peor. Pero Fernando Cáceres sigue demostrando día a día que está dispuesto a dar pelea y que todavía hay esperanzas de recuperación. A 23 días del disparo que recibió en la cara en un intento de asalto, el ex jugador sigue en terapia intensiva y está considerado como un paciente en estado crítico, pero su evolución sorprende a familiares y cuerpo médico. Y lo más importante: le quitaron el respirador artificial y lo hace por sus propios medios, lo que reduce notoriamente los peligros de infección.

En declaraciones a radio La Red, Ramón Cáceres, hermano de Fernando, contó que el proceso será largo, pero que tienen esperanza de una buena recuperación. "Estamos sorprendidos porque la recuperación va mucho mejor de lo que se esperaba. Fernando responde a los estímulos, mueve un brazo, una pierna y cuando le hablamos levanta el pulgar para responder. También pestañea y su estado general mejoró bastante", contó Ramón.

Fernando Cáceres recibió un tiro en la cara cuando en la madrugada del 1 de noviembre cuatro personas le cruzaron dos autos y le dispararon a quemaropa en la cara. Estuvo gravísimo y se temió lo peor, pero el tiempo sigue jugándole a su favor.

Comentá la nota