Cabrera llegó muy lejos, aunque no le alcanzó

Había quedado en la cima al concluir su recorrido, de 65 golpes (-6); finalmente, el título fue para Stricker y el cordobés terminó 4°, a dos.
Apareció la mejor versión de Angel Cabrera para pelear hasta el final el título del Deutsche Bank Championship, segundo playoff de la FedEx Cup, que tras cuatro escalas premiará al ganador con una impactante recompensa de 10 millones de dólares.

El Pato había comenzado la jornada de ayer en el 13° lugar, a cuatro golpes de la cima. Pero un último recorrido de 65 golpes (-6) lo colocó al concluir el hoyo 18 en la vanguardia del torneo, compartida en -15 con Steve Stricker, Jason Dufner y Dustin Johnson.

Al cordobés le quedaba esperar el derrumbe de sus competidores y augurar un desempate. Sin embargo, Stricker, que jugó en el último grupo, empleó 67 golpes (-4) y se adjudicó el certamen con un total de 267 (-17), dos de ventaja sobre Dufner y Scott Verplank. Así, Cabrera terminó 4°, a dos golpes.

Quizá lo único que podría reprocharse el cordobés es que no pudo concretar un birdie en el último hoyo, un par 5, tal como lo había hecho en las tres vueltas anteriores: "En ese hoyo pegué una mala salida a la izquierda y me quedé sin segundo tiro para llegar al green. Luego utilicé pitching wedge, sand wedge y no pude embocar un putt de unos seis metros. Pensé que el green tenía caída, pero la pelota fue derecho", dijo.

Cabrera, que no cometió errores a lo largo del día y logró birdies en los hoyos 2, 4, 12, 14, 15 y 17, se mostró satisfecho por su momento golfístico: "Estoy realmente feliz con mi swing y con mi juego. Además, quedé muy bien perfilado para los playoffs".

Gracias al cuarto puesto en el torneo, subió del 38° al 22° lugar en el listado de la FedEx Cup, lo que le garantiza hasta hoy clasificarse para el último playoff, donde ingresarán los mejores 30. Por lo pronto, pasado mañana arrancará la tercera escala, el BMW Championship.

* La mejor vuelta del día fue para Tiger Woods

En el Deutsche Bank Championship, Tiger Woods nunca ingresó de lleno en la lucha por el título. Pero ayer experimentó una última embestida y firmó 63 golpes, la mejor vuelta del día, para concluir undécimo. Así, Steve Stricker le arrebató el primer lugar en el ranking de la FedEx Cup, con 5604 puntos, contra 4695 del N°1.

Comentá la nota