Cables pelados.

Cables pelados.
Los dirigentes del fútbol le dieron el aval a Grondona para que interrumpa el contrato con TSC. El Apertura 09 arrancará el viernes 21 y se verá por la TV estatal.
A las 9.09 salió el primer auto con uno de los dirigentes, por una puerta lateral del predio, que más que eso era una boca de lobo. En ese mismo momento, Ernesto Cherquis Bialo empezó a hacer gala de sus mejores dotes histriónicas. Arrancó: "Voy a comunicarlo in pectore: el vínculo entre la AFA y la empresa que hasta aquí ha comercializado los derechos de televisación acaba de morir". También puso énfasis para adelantar: "La AFA está lista para empezar (los torneos) el 21. No depende de ninguna oferta". El martes se conocerá la programación de la primera fecha.

Todo llega. Más de un centenar de dirigentes le había vuelto a dar el sí a Julio Humberto Grondona para que quiebre el lazo contractual con Televisión Satelital Codificada y que negocie un nuevo contrato "con un grupo económico vinculado al Gobierno, o con el propio Estado", según confió en voz baja uno de los participantes.

La aprobación fue unánime, aunque antes y después hubo "preocupaciones". Por caso, las de River y de Boca, la voz cantante de quienes requieren una garantía de indemnidad: "Las consecuencias serán soportadas por AFA. Los clubes están eximidos económica y penalmente".

También hubo quien ya puso el grito en el cielo (por caso, Independiente) porque tanto River como Boca, que recibían 22,5 millones por año y que iban a pasar a cobrar 25, con el nuevo contrato embolsarían 65 millones. El Rojo y Vélez, a su vez, exigieron participación en la negociación: un punto conflictivo que puede entenderse como una forma de quitarle potestad al Jefe.

¿Ante quiénes? "Los nuevos dueños de los derechos deberán pagar dignamente y tratar a la AFA como socia y no como su subordinada", aseguró Cherquis. Agregó que se busca "un fútbol mejor sin la necesidad de vender tantos jugadores, que sea gratuito, o al menos una parte, y que no discrimine entre medios".

Todas las versiones apuntan a que el canal 7, en un principio, estaría en condiciones tecnológicas de asumir la televisación de los partidos de River, Boca y eventualmente, de otro equipo grande. También absorbería parte del personal que pudiera quedar fuera de TyC... Habría, además, algún partido que iría por el 9 y quizás otro por Encuentro. Finalmente, el ascenso sería para América: en el predio de Ezeiza llamó la atención la presencia de Daniel Vila, que si bien es presidente de Independiente Rivadavia de Mendoza, no integra el CE. Pero es uno de los principales accionistas del grupo que controla esa señal. Se mencionó también a 26TV, pero la proximidad de ese canal con el duhaldismo lo hace improbable.

Es muy posible que la televisación sea progresiva: de entrada algunos partidos por fecha, hasta finalizar emitiendo todos.

¿Cuánto será? Serán 600 los millones que, como se anticipó extraoficialmente, pondrá el Estado, que a su vez retendría para sí un 50 por ciento de la cifra total con el objeto de cubrir las deudas que tienen los clubes con diferentes acreedores, por caso, la AFIP -su titular, Ricardo Echegaray, se reunió la semana pasada con el propio Grondona- y Utedyc. Y también con Futbolistas Argentinos Agremiados, entidad para la que iría parte del adelanto de 100 millones que estipula el acuerdo como primera cuota al momento de la firma.

Durante el fin de semana, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini, fue el responsable de trabajar con su equipo de abogados para darle forma al decreto que habilitaría el "cambio de canal". También el ex presidente Néstor Kirchner estuvo en la cocina del proyecto, que se pergeñó en Olivos. Cuando finalmente salga a la luz, sería el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, el que efectúe el seguimiento del tema legal, ya que se presume que habrá una oleada de demandas.

¿Cuándo lo definen? "Antes del 21 no habrá clubes inhibidos. Todos los clubes van a estar al día", se ufanó el jefe de prensa de la AFA. Sólo él se presentó en el salón de conferencias. "Me pidieron que los representara yo". No estuvo la cara más solicitada, la del Jefe.

Cuando el predio de la AFA iba quedando en silencio se conocieron cuáles serán los siguientes pasos: en las próximas horas el Gobierno, "muy preocupado por la situación del fútbol", convocará a la dirigencia del fútbol...

Y Julio Grondona asistirá presuroso a la cita, claro. Pero no irá solo. Lo hará con representantes de clubes muy especialmente elegidos: Vélez, Estudiantes, Racing y Colón. La intención del Jefe es clara: mostrar un "nuevo modelo de conducción". Lo opuesto a la vieja guardia de la que tanto se sospecha. Esta situación se condice con lo que sería una expresa exigencia de las más altas esferas políticas a Don Julio: "Una administración ejemplar", para no pagar el costo político de generarles mucho dinero a los clubes que suelen despilfarrarlo.

Como contrapartida los dirigentes del fútbol pedirían "pago en término", como admiten sucedía con TSC. Y también una cláusula de rescisión que los ampare ante cualquier cambio político futuro. Ya sea en el 2011, cuando finaliza este gobierno K. O más adelante, ya que este contrato estipularía un vínculo por 10 años...

Comentá la nota