Cabaret: el intendente defendió su funcionamiento

En horas de la mañana de ayer dialogó con AM 1280 - LU 11 Radioemisora del Oeste
El intendente municipal de Lonquimay, se refirió al cierre de cabarets a partir de una resolución tomada por el Concejo Deliberante de Santa Rosa, apoyada por la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia.

"Jamás me imaginé que la postura que transmití iba a tener tanta repercusión. Me referí al tema con practicidad y en virtud de lo que vengo viendo", señaló el Jefe Comunal.

En otro tramo de la entrevista concedida a AM 1280 – LU 11 Radioemisora del Oeste, el intendente de Lonquimay, dijo que "el cierre de whisquerías y cabarets, hizo que se produjera un impacto social de semejante naturaleza, que ahora hay una prostitución callejera y grosera, en las principales arterias de Santa Rosa, sumada a la trata de menores y drogadicción, que son flagelos sociales".

Señaló además que "al cabaret que tiene Lonquimay, la gente que concurre sabe lo que hace y son mayores. En 20 años nunca hubo una denuncia ó problema que generara la posibilidad del cierre del local".

Más adelante señaló que "el cierre puede producir clandestinidad, con el agravante de un problema de salud. Acá las chicas tienen libreta sanitaria, perfectamente controladas en forma periódica. Implicaría también la trata de menores y la drogadicción".

El intendente explicó que "las declaraciones tomaron estado público a partir de una entrevista que concedí a Radio Noticias y el diario La Arena de Santa Rosa".

"El local aquí en Lonquimay va a seguir funcionando en forma normal, en tanto y en cuanto, siga cumpliendo con todos los requisitos", señaló.

Comentá la nota