Caballero, contra los denunciantes

El cortista dijo que va a demandar a los abogados Bustos y a Cáceres que pidieron un juicio político contra la Corte y el fiscal general por el caso de las designaciones polémicas en el Poder Judicial.
El cortista Adolfo Caballero anticipó ayer que ya tiene decidido presentar una demanda por daños y perjuicios contra Alberto Bustos y Eduardo Cáceres, los abogados que pidieron un juicio político contra los miembros de la Corte de Justicia y el fiscal general por el caso de las designaciones polémicas en la Justicia.

Fue luego de que el planteo fuera desestimado y enviado a archivo por la Cámara de Diputados de la provincia el martes pasado.

No obstante, no se trataría del único que evalúa recurrir a la Justicia Civil. Según altas fuentes tribunalicias también el resto de los miembros de la Corte tendrían pensado transitar el mismo camino. Serían los casos de José Abel Soria Vega, Juan Carlos Caballero Vidal y Angel Medina Palá. Los otros dos denunciados, el fiscal general Eduardo Quattropani, y el juez de Cámara Juan Carlos Peluc Noguera, no descartan hacer el reclamo, según dijeron fuentes cercanas a ambos funcionarios judiciales.

"Los abogados no actuaron en forma pensada ni razonada y han provocado un perjuicio que van a tener que reparar'', dijo Caballero. Y explicó que sólo tiene pensado recurrir a la vía civil porque "a mí me gusta apuntar al corazón del hombre, que es el bolsillo. Además, acá no hubo ninguna imputación agraviante penal''.

La demanda por daños y perjuicios, que se tramita ante un juez civil, es aquella en la que el que se siente agraviado, en este caso Caballero, exige el pago de una reparación económica que regulará el mismo juez.

El cortista dijo que aún no tiene definido el monto que exigirá como reparación ni la fecha de presentación del reclamo.

Consultado Bustos, respondió que "pusimos de manifiesto una situación inadmisible para la sociedad y encima nos van a demandar. Sólo quieren hacer caja con este asunto, pero nosotros sabemos pleitear''.

Cáceres consideró que "la justicia no se termina en San Juan. Acá no hubo ningún daño moral''.

No es la primera vez que el cortista recurre a los estrados judiciales para exigir una reparación económica por haberse sentido agraviado. Entre 2005 y 2006, por el caso de un concurso polémico en el que hubo sospechas de que una concursante manejaba los exámenes que le iban a tomar, hubo tres pedidos de juicio político contra la Corte. Uno lo presentó el ex diputado Mario Capello, otro el abogado Héctor Valenzuela y el tercero el Foro de Abogados, que por aquel entonces presidía Bustos. Pero ninguno de los tres planteos prosperó y por eso Caballero terminó accionando en la Justicia contra los denunciantes. El cuarto caso fue a raíz de una presentación del abogado Nicolás Fiorentino, a quien le achacó haberle imputado una acción delictiva.

Comentá la nota