Buzzi vuelve de sus vacaciones y convocará a sesión extraordinaria.

Luego de dos semanas de descanso, el intendente Martín Buzzi retomará hoy el mando del gobierno en Comodoro Rivadavia. Además de convocar al gabinete para analizar los avances en el conflictivo tema de ocupaciones ilegales de tierras fiscales, llamará a una sesión extraordinaria para tratar, en segunda lectura, la nueva tasa de higiene urbana.
El llamado inminente a sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante está pensado para tratar la nueva tasa del servicio de recolección de residuos que ya se aprobó en primera lectura a mediados de 2008. Después se celebró una audiencia pública con críticas de un puñado de vecinalistas y ahora en la segunda lectura el oficialismo quiere fijar una postura consensuada.

La actualización de la tasa resulta necesaria para sostener el costo de la renovación contractual que la empresa Clear consiguió por vía licitatoria, por lo que ya se está hablando del tema tanto en el bloque del Partido Justicialista como en el Provech (Proyección Vecinal Chubut), donde Ana María Bonaguro acompañó la primera lectura y Ercira Paredes votó en contra.

NUEVA TASA DE HIGIENE

Sin dudas, esa primera medida ha motivado numerosas opiniones encontradas con respecto a los argumentos que tienen aquellos que defienden un aumento y quienes están en contra, como el bloque concejal y la concejal Paredes del Provech.

En el caso de Luis Zaffaroni, integrante del bloque oficialista, pidió “un sinceramiento porque la última vez que se actualizaron los impuestos fue en el año 90 por el proceso inflacionario y hasta la fecha todo siguió igual”, indicó el concejal.

Con respecto a las bases de la reforma tributaria, Zaffaroni explicaba cuando se analizó el tema en el recinto: “desde la gestión de (Martín) Buzzi pensamos en el criterio de equidad, los que ganan más pueden aportar más y los que ganan menos y no pueden pagar estarán incluidos también dentro del análisis y posiblemente no sean afectados en primer término con el ajuste”.

“Actualmente –agregó Zaffaroni– paga lo mismo una persona que saca una bolsa a la calle y la que saca dos contenedores, por eso tenemos que insistir con nuestra doctrina que tiene como premisa fundamental la equidad y resguardar a aquellos que tienen menos, esos van a entrar en los casos particulares que vamos a estudiar”.

Mientras tanto, la responsable de comunicación institucional de Clear, Mercedes Coma, reflejó la postura de la empresa sobre el tema con un repaso de los 17 años de concesión, desde junio de 1991.

Señaló los incrementos en los costos de los últimos siete años, que se multiplicaron 3,7 veces en el caso de los camiones y entre 3,3 veces y 3,8 veces en cuanto a la mano de obra, según sean recolectores o barrenderos.

Coma habló además de las diferencias en una prestación prevista para 124.000 habitantes en 1991 y una estimación actual de 220.000 personas, que vino acompañada por la expansión de 38 a 52 barrios, y se refleja en un incremento de 84 a 180 las toneladas de basura recolectada.

Comentá la nota