Buzzi: "Vamos a ver al burócrata de Echegaray"

Buzzi: "Vamos a ver al burócrata de Echegaray"
"Es una reunión más para tratar de arreglar los desbarajustes que hace", dijo el titular de la Federación Agraria. Echegaray ya adelantó que no hablará de retenciones.
El titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, minimizó hoy las expectativas sobre la reunión que la Mesa de Enlace mantendrá el próximo martes con el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, a quien calificó de "burócrata".

El dirigente relativizó las expectativas sobre el encuentro que el martes a las 9 mantendrán los representantes del campo con Echegaray, y aclaró que "no es una convocatoria del Gobierno", sino una respuesta al pedido de audiencia que el sector gestionó por carta a la Ministra de Producción, Débora Giorgi. Al respecto, sostuvo que la ministra, "en su dificultad e incapacidad de enfrentar este tema, se lo deriva a Echegaray".

"Es una reunión más para aclarar un mecanismo perverso, inoperante que ha inventado ese burócrata del señor Echegaray y que ha hecho que montones de camiones no puedan bajar con agilidad la mercadería en los centros de acopio y en los puertos", cuestionó, en referencia al nuevo sistema implementado para la comercialización de granos.

Tras cuarenta días del último encuentro, ambas partes retomarán el diálogo para hablar exclusivamente del nuevo sistema de permisos para el transporte de granos, que fue cuestionado por los dirigentes rurales. La reunión se llevará a cabo en el Centro de Cómputos de la AFIP, en Paseo Colón 635, donde Echegaray exhibirá el funcionamiento del sistema que comenzó a operar el lunes pasado.

Al formular la invitación a la audiencia, Echegaray marcó los límites de la agenda y advirtió que "sólo se hablará de este tema". El funcionario defendió el flamante Código de Trazabilidad de Granos (CTG), que reemplazó a la Carta de Porte, y afirmó que "no hay que confundir estar en regla con trabas".

El CTG reemplazó la utilización de la Carta de Porte, y -a diferencia de ésta- es gratuita, teniéndose que tramitar por Internet, vía telefónica o por mensaje de texto ante la AFIP. En este sentido, Buzzi alabó el sistema anterior de Carta de Porte que estaba en manos de la FAA, y sostuvo que "era muy bueno, lo único que tenían que hacer era fiscalizar un poco mejor".

"Ahora no solo no está bien establecido el mecanismo de fiscalización, sino que es burocrático, es complicado y es evadible de todos modos", criticó.

Buzzi fundamentó que no solo se obstruye el sistema de comercialización de granos, sino que también "se difieren los pagos a productores a tres semanas, cosa que pasaba hace treinta años, en lugar de cobrar a los siete días". Insistió en que la audiencia del martes "es una reunión más para tratar de enmendar los desbarajustes y desajustes que va haciendo un señor que es un burócrata: se llama Echegaray".

"No se va hablar de retenciones, de sequía, de asistencia a zonas afectadas o de los diversos problemas que tiene el sector. Solo se va a remitir a este instrumento de Carta de Porte que se ha complejizado de una manera espantosa en este afán de perseguir a los productores y a la FAA en particular, y de una suerte de querer controlar todo, como está haciendo este gobierno", remarcó.

El último encuentro entre los representantes del campo y el Gobierno fue el 31 de marzo, tras lo cual las negociaciones se empantanaron, por lo cual la Mesa de Enlace decidió optar por la vía del Congreso, para insistir en lograr una rebaja de las retenciones a las exportaciones de soja.

La reunión se producirá en el marco un nuevo foco de tensión entre ambas partes, tras la decisión del Gobierno de iniciar acciones penales contra los ruralistas que -comandados por el dirigente entrerriano de Federación Agraria, Alfredo De Angeli- el jueves interceptaron a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la pista área de Paraná para entregarle un petitorio. Buzzi respaldó a los productores al justificar que "pidieron con muchos días de anticipación y por nota una entrevista con la Presidenta para entregar el petitorio, y nadie les contestó".

El dirigente consideró que "no pueden hacer semejante escándalo por un papel", y señaló que "hay mucho de efectismo pero ningún riesgo para la investidura de la Presidenta".

Comentá la nota