Buzzi: "tenemos un proyecto político de integración social"

El intendente resaltó que los convenios firmados ayer con el Gobierno provincial van a permitir un desarrollo planificado de la ciudad. Se trata de obras de saneamiento en la zona norte y la construcción de un moderno edificio escolar en el barrio Stella Maris.
El intendente Martín Buzzi y el gobernador Mario Das Neves rubricaron ayer en Comodoro Rivadavia, contratos de obras para la renovación de la red de agua potable y cloacas en Astra, para el proyecto y construcción de la primera etapa del desagüe pluvial en la cuenca del aeropuerto en el Kilómetro 14, así como para el proyecto y construcción del Colector Cloacal Norte.

"Los convenios que firmamos hoy son decisiones que se tomaron hace tiempo y van a permitir ir desarrollando y ocupando la ciudad con la debida planificación, como corresponde", sostuvo Buzzi.

Tras las gestiones del municipio y el aporte concreto del Gobierno de Chubut, a través del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano, se concretarán esas obras de infraestructura que apuntan a mejorar la calidad de vida de miles de vecinos de zona norte.

"Tenemos un proyecto político de integración social, familiar y territorial que permitirá seguir construyendo la ciudad de todos, donde todos sintamos que formamos parte de esta gran construcción colectiva saliendo del individualismo y siendo iguales", afirmó.

Luego, el intendente y el gobernador, llevaron adelante el acto de firma del contrato de licitación de obra, para la construcción del nuevo edificio de la Escuela 169 del barrio Stella Maris.

Actualmente el establecimiento se encuentra funcionando en la sede de la asociación vecinal, después de los problemas que generó la existencia de un pozo de gas sin sellar en el lugar donde se encontraba la escuela.

Buzzi resaltó la importancia que tiene la construcción del nuevo establecimiento, así como también, el esfuerzo "de los vecinos que resignaron hasta situaciones personales con vista a darle una solución colectiva a su barrio".

Además el jefe comunal brindó un reconocimiento público al actual presidente de la asociación vecinal, Nicolás Reinoso, y a los vecinos del barrio que trabajaron en una mala época, por una decisión errónea de construir la escuela arriba de un pozo de gas. "Esta situación se pudo solucionar porque hubo muchos vecinos que resignaron hasta situaciones personales con vista a darle una solución colectiva a su barrio", resaltó.

Comentá la nota