Buzzi no recibirá a Nestor K

Infoglaciar - El intendente Martín Buzzi no recibirá al ex presidente y titular del Partido Justicialista nacional, Néstor Kirchner, quien arribará a la ciudad este jueves para participar del acto político organizado por el "Nuevo Espacio" peronista que se realizará en instalaciones del sindicato Petroleros Privados, seguido por una cena con empresarios locales.
El intendente Martín Buzzi, quien anticipó que el jueves desarrollará su agenda habitual en la ciudad, confirmó que no asistirá al aeropuerto para brindar la recepción protocolar al ex presidente Néstor Kirchner y a los ministros del gabinete nacional que lo acompañarán, y que tampoco asistirá al acto partidario, ni a la cena con empresarios.

Es que -según declaró- "los actos son organizados por una línea partidaria interna que impulsa su propio precandidato a gobernador, y yo también soy precandidato a gobernador de la provincia por otra línea", en clara referencia a Carlos Eliceche, intendente de Puerto Madryn que desembarcó por primera vez en Comodoro el pasado 17 de octubre para participar del acto "paralelo" del Día de la Lealtad que terminó de avivar el chispero internista, y sobre el que no se descarta, efectúe lanzamiento oficial en ese marco.

En ese mismo sentido se expresó el diputado provincial Miguel Ángel Montoya, quien fue enfático al informar que el jueves estará en Ushuaia, ya que participará de la reunión de la Comisión de legisladores de Salud de todo el país, y para no dejar lugar a dudas subrayó que "si hubiera estado acá, igual no hubiera asistido".

TIEMPOS LARGOS

También se refirió al desgaste que generan los enfrentamientos o las cuestiones internistas y evaluó que hubiera sido preferible que así como se girará la reforma política al Congreso de la Nación para que las campañas sean cortas, se respeten los tiempos.

"Si hay una campaña lanzada a dos años vista, los sectores tienen que empezar a cobrar serenidad; esto está muy apresurado; hay responsabilidades institucionales y de gobernabilidad" dijo, tildado como lo peor que puede hacerse el instalar culpas en el afuera y decir que la inestabilidad de la gobernabilidad está producida siempre por otros, proponiendo a cambio cerrar filas, hacerse cargo del proceso, optimizar recursos en un momento muy duro y dividir lo menos posible.

Puntualizando a quien le cabe el sayo, Montoya aseguró que "nos cabe a todos bajar los decibeles, y hacer política discutiendo ideas y no personas porque sino estaríamos fuera de la doctrina justicialista que ubica a los hombres en el último lugar. Si ponemos el carro adelante del caballo, nos va a costar arrancar", consideró.

Comentá la nota