Buzzi promete más protestas y defiende a la Comisión de Enlace

El jefe de Federación Agraria reconoció que hay críticas internas a la unidad con la Rural
ROSARIO.- "El reclamo del campo va a continuar hasta tanto haya soluciones en serio." Con esta frase, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, definió ayer el estado de ánimo del agro, en medio del fuerte malestar que hay entre los productores, fogoneado recientemente por el aumento impositivo aplicado por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.

"Resistir, resistir, resistir", repitió Buzzi, al inaugurar ayer a la mañana el 97° congreso anual de la entidad, que concluye hoy en esta ciudad. A su lado estaban el gobernador santafecino, Hermes Binner, y el intendente de Rosario, Miguel Liftchitz. También lo acompañaron el diputado electo Ulises Forte y Alfredo De Angeli, vicepresidente segundo y director de la FAA, quienes respladaron sus conceptos.

"La intensidad de las medidas van a ser acordes con las decisiones que vaya tomando el Gobierno", acotó De Angeli. "Kirchner es un rival que va a disputar hasta el último minuto. Construye poder atacando; va a pelear hasta el final", agregó Buzzi.

Además de una tribuna política, el Congreso de la FAA renovará, como lo hace todos años, los cargos del consejo directivo y, como cada tres años, los directores. Este año tanto Buzzi como De Angeli pelean por mantener su lugar. Y aunque la rivalidad entre ambos es conocida, los dos insisten en que no existe. "No hay internas. Sería una torpeza no ser orgánico cuando hay que estar más unidos que nunca. Y yo no quiero ser presidente de la FAA. Una vez escribieron que yo quería ser gobernador de Entre Ríos y en realidad lo que dije es que me animo a serlo, lo que no significa que me haya decidido", aclaró De Angeli. "En todas las entidades hay diferencias, pero la mayor diferencia acá viene por los sectores de izquierda que critican la unidad con la Rural", completó Buzzi.

La unidad del campo

Justamente la unidad de la Comisión de Enlace es otro de los temas calientes entre los asistentes al congreso, que se dividen entre los que temen que se pierda y los que no quieren la alianza con entidades como la Rural o Confederaciones Rurales (CRA). Tanto Buzzi y De Angeli como Forte repitieron a quien lo quisiera escuchar que la unidad está garantizada, les guste o no a los sectores progresistas de la FAA. "Tenemos razón de ser por mucho tiempo. Tenemos que ser una contracara del Gobierno, hacer todo lo que ellos no hacen: dialogar, buscar consensos, hacer planes. Mientras haya conflicto y un kirchnerismo combativo, hay Mesa de Enlace para rato", coincidieron.

Interrogados sobre si no sentían que en los últimos meses la Comisión de Enlace había perdido visibilidad y si el último paro había tenido poca repercusión, los dirigentes federados estuvieron en desacuerdo. "No creemos que haya un sector que haya podido mantener la atención sobre un problema tanto tiempo como lo hizo el campo. Tenemos vigencia. El paro tuvo un nivel de acatamiento increíble para la crisis que están pasando los productores", replicó Forte.

Seguidamente, LA NACION preguntó: "En una entrevista, Buzzi dijo que querían tregua y al día siguiente declararon el paro por el veto a la emergencia agropecuaria. ¿No es contradictorio?". Buzzi respondió: "Ese pedido de tregua fue una estrategia consensuada por las entidades. Había señales del Gobierno; hubo llamadas de Aníbal Fernández para retomar las negociaciones. Pero, como pasa siempre, a los que quieren dialogar les escupe el asado el que siempre frustra las negociaciones", señaló, en alusión a Néstor Kirchner.

Pese al malestar reinante, los dirigentes fueron optimistas respecto del futuro. "Estamos mejor que antes porque estamos unidos y fuertes para pelear", agregó Buzzi.

"El 10 de diciembre empieza una nueva era; se acaba la mayoría automática; se va a empezar a debatir en la Argentina y nosotros, los productores, tenemos que apoyar ese proceso", acotó De Angeli. Según Forte, que hoy se despide de la vicepresidencia de la entidad, ya que en diciembre asume como diputado por la UCR de La Pampa, se está pasando por una transición lenta y dolorosa, "culpa del capricho" de adelantar las elecciones. "Pero a partir de diciembre, se acaba la intolerancia. Viene una etapa en la que va a ser normal debatir", destacó Forte.

Comentá la nota