Buzzi garantiza la reconstrucción del comedor de la Escuela Juan XXIII

El intendente Buzzi dijo ayer que "ningún esfuerzo es demasiado cuando se trata de colaborar con el funcionamiento de una obra que representa un testimonio de lo que significa practicar la solidaridad social". Tras visitar al padre Corti, aseguró que luego de algunas readecuaciones Provincia está armando el pliego licitatorio de la obra que demandará una inversión cercana al millón de pesos.

El intendente visitó ayer al padre Corti. Le ratificó que el Estado le reconstruirá el comedor siniestrado.

El intendente de Comodoro Rivadavia, Martín Buzzi, compartió con el padre Juan Corti el proyecto de reconstrucción del incendiado comedor de la Escuela Juan XXIII, uno de los eslabones en la cadena de espacios educativos que componen la inmensa obra que el Padre construyó en la ciudad desde que llegó, hace más de 60 años.

El jefe comunal aseguró que su propuesta llega de la mano de "todos los comodorenses, para brindar fuerzas y apoyo a la continuidad de la obra educativa de nuestro cura gaucho que, siempre cerca de los más humildes y necesitados vecinos, ofrece un ejemplo de vida hacia todos los habitantes de la ciudad".

Cabe recordar que el comedor de la escuela resultó destruido en un incendio provocado por manos desconocidas en 2009.

Juntos, Buzzi y el Padre Corti revisaron el proyecto de construcción del nuevo espacio, que demandará una inversión cercana al millón de pesos. El SUM de unos 150 mts2 cubiertos contará con un amplio salón de usos múltiples, cocina, con mesada y barra pasaplatos, además de baños y un depósito.

Por fuera, la vereda de ingreso al ámbito y el cerco perimetral también serán puestos a punto. Junto con el diseño, el proyecto también contempla los materiales, la mano de obra, la instalación eléctrica, de gas y agua y los desagües primarios y secundarios.

"Es un honor, como hijo de Comodoro Rivadavia, liderar esta humilde contribución con la gran obra del Padre Corti, que no sólo es ejemplo en el ámbito de la educación, sino que también es un estandarte en la enseñanza de valores", consideró Buzzi, que en diciembre pasado junto al gobernador de Chubut Mario Das Neves entregó al Padre Corti un aporte inicial de 50 mil pesos en pos de la puesta en marcha de la reconstrucción del comedor.

"Siempre sostuvimos que, como habitantes de una ciudad que está en permanente crecimiento, debíamos cuidar a lo jóvenes y darles el mejor ejemplo de vida. A eso destinan el Padre Corti y los muchos voluntarios que colaboran con la causa, cada uno de lo pasos que la obra da hacia adelante.

No podemos permitir que algo que contribuye a la construcción de una mejor ciudad, en la que todos los comodorenses estén incluidos, deje de existir por el desprecio que algunos tienen por la vida. Cualquier ayuda que uno pueda acercar es poca en este aspecto".

Comentá la nota