Buzzi criticó duramente a De Angeli por los incidentes en el Congreso

"No hay margen para andar empujando vallas. El dirigente no debe ser un agitador", expresó. Ayer el entrerriano lideró las protestas afuera del Parlamento, donde el Senado prorrogó la facultad del Gobierno para fijar las retenciones.
El titular de la Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, cuestionó duramente a su par de la filial entrerriana, Alfredo De Angeli, por haber estado al frente de los incidentes protagonizados por un grupo de ruralistas ayer en las inmediaciones del Congreso, mientras el Senado convertía en ley la prórroga de las facultades delegadas que le deja al Ejecutivo –durante otro año- el poder para fijar las retenciones.

"El dirigente debe ser dirigente y no agitador, el dirigente debe ser quien coordina acciones y no el vocero de los más exaltados. Hace falta ganar en calidad dirigencial", expresó Buzzi, sin nombrar a De Angeli pero refiriéndose a los incidentes registrados ayer en el barrio de Congreso, en los que el entrerriano fue una de las figuras más visibles.

Ese tipo de hechos, remarcó el titular de la FAA en declaraciones radiales, "no nos dejan bien parados a la mayoría de los productores ni tienen relación con lo que la sociedad está esperando". "La sociedad no quiere más enfrentamientos ni empujones. Hay que saber entender que de la misma manera que no hay margen para cortes de ruta, no hay margen para andar empujando vallas", insistió.

"Por más que haya explicaciones, que querían entrar y no los dejaron, macanudo... Pero la imagen televisada de los empujones no es la imagen que los productores agropecuarios debemos dar. Si no, terminamos con la anécdota del episodio de violencia en lugar de analizar lo que hay que analizar: qué pasó en el Senado ayer y cómo seguimos los productores agropecuarios", agregó.

Ayer en el Senado, el kirchnerismo convirtió en ley la prórroga por un año de las facultades delegadas. Se trata de un paquete de 1.901 normas sancionadas desde fines del siglo XIX y que incluye, entre otras, el Código Aduanero de la última dictadura militar, que es el que habilita a que sea el Ejecutivo el que fije las retenciones.

Contra eso protestaban los productores que habían llegado a la sede parlamentaria por la mañana y se mantuvieron tranquilos hasta que, ya por la tarde, empezó a quedar en claro que el oficialismo no tendría problemas para sancionar su proyecto. Ahí llegaron los empujones, los intentos por cruzar el vallado de seguridad y la respuesta de la Policía, que arrojó gas mostaza y por la que dos personas debieron recibir atención médica.

En sus declaraciones, Buzzi dejó en claro su disgusto con el Gobierno. Y se preguntó si el encuentro que los ruralistas mantuvieron hace un mes mantuvieron con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, "fue una foto para confundir a la gente". De todos modos, y aunque rechazó explícitamente hablar de "acuerdo" y "diálogo" ("Diálogo es una palabra que me empieza a molestar porque en definitiva es un verso", dijo), el dirigente insistió en la necesidad de "crear condiciones para llegar a una suerte de tregua y que se vuelva a discutir el tema retenciones y muchos otros temas, para que se pueda avanzar a una cosecha gruesa con algún nivel de entusiasmo".

"Los productores están realmente desanimados. No va a ser buena la cosecha que viene en tanto no se pongan mejores condiciones y empieza a haber un clima que nos va a llevar en algún punto en tener otra vez que estar con cese de actividades y movilizaciones. Ese escenario de confrontación es el peor de los escenarios", advirtió.

Comentá la nota