Buzzi cree en una salida humanista

“Hay una definición humanista de las cosas que hay que hacer. Hoy estamos activando un programa que permite que los chicos se generan a sí mismos un horizonte de vida”, destacó el jefe comunal.

En el Centro de Promoción Barrial del barrio Isidro Quiroga, el intendente Martín Buzzi encabezó el viernes la apertura del Proyecto “Dando luz y alegría”. Ante la falta de un lugar de recreación juvenil para la familia, ese proyecto tiene como objetivo la parquización y la reestructuración de la plaza de barrio, ubicada entre Lisandro de la Torre, Sargento García, Raúl Romero y Juana Azurduy.

El jefe comunal destacó que programas como el que se pusieron en marcha en el barrio Isidro Quiroga, permiten desarrollar espacios de crecimiento y contención para la niñez y juventud, que responden una definición humanista de las cosas que hay que hacer en materia de Seguridad y Justicia para contraatacar los problemas que vive la ciudad en esa materia.

En el acto estuvieron presentes, además, el director general provincial de Políticas Estratégicas en Prevención del Delito, Víctor Bezunartea; la secretaria de Desarrollo y Familia, Rosa González, la subsecretaria de Promoción Humana, Beatriz Panero, y otros funcionarios del municipio. También concurrieron el jefe de la comisaría Quinta, comisario inspector Horacio Antinopay, vecinalistas de la zona oeste de Comodoro Rivadavia, representantes de la iglesia La Misión Bautista y del club General Roca, y la directora del Centro de Promoción Barrial (CPB) anfitrión, Mary Silva.

En ese marco, Buzzi felicitó a la gente que cree que esa es la manera de construir y trabajar, para poder brindar seguridad y un ámbito de contención donde promover las posibilidades de vida de los demás. “Esto es importante en un país y una ciudad donde hay más hinchada que jugadores, que se cargan la mochila con piedras para solucionar problemas concretos todos los días”, afirmó.

Además, el jefe comunal consideró que “la apuesta de fondo del programa es que haya gente que se comprometa, que asuma responsabilidades colectivas, para empezar a ser ciudadanos de la ciudad y, cada día, menos habitantes. Por eso, precisamos jugadores más que hinchas”, subrayó.

De ese modo, Buzzi enfatizó que en materia de Seguridad y Justicia: “existe una definición humanista de las cosas que hay que hacer. Hoy estamos activando un programa que permite que los chicos desarrollen actividades y se capaciten simultáneamente, solucionen un problema del barrio y de la comunidad, pero también, de ese modo, se generan a sí mismos un horizonte de vida”, indicó.

El intendente enfatizó, además, en el hecho de que hoy muchos chicos no creen que el camino sea el del esfuerzo y el sacrificio, y señaló que es por eso que se ven tentados por cosas que no son tan buenas, poniendo el acento en lo significativo del proyecto que involucra a muchos de los jugadores antes mencionados, que hacen cosas concretas, y le dan a la gente diversas opciones para insertarse socialmente.

“Queremos crecer en un ámbito de cierta tranquilidad, que cuando lleguemos a la vida de adultos podamos conseguir un trabajo que medianamente nos guste y, así, poder mantener a nuestras familias para que los chicos sientan eso y piensen que pueden hacer lo mismo con sus vidas”, sentenció.

TRABAJO MANCOMUNADO

Mary Silva, mientras tanto, dio la bienvenida al CPB, mencionando la génesis del proyecto en la iglesia Adventista del pastor Moisés Riffo, quien será el encargado de coordinar las acciones del proyecto.

Luego, Antinopay agradeció el acercamiento de las autoridades municipales y recordó que en 2006, por la necesidad de acciones preactivas en el marco de la Seguridad Participativa, se entabló un diálogo entre los representantes barriales, las uniones vecinales y las organizaciones sociales.

En cuanto al proyecto, indicó: “consiste en tratar de recuperar el espacio cercano al CPB buscando jóvenes, adolescentes y hasta mayores que puedan tener un sentido de pertenencia en el barrio”, y agregó que fue, a partir de allí, que comenzaron a trabajar en esa materia.

Bezunartea, mientras tanto, hizo una breve referencia en la que resaltó y agradeció el trabajo de la gente en el terreno, por haber surgido de una actividad multisectorial que conforman las distintas instituciones gubernamentales y no gubernamentales del barrio.

“La prevención de delito y la violencia social, en general, se construye día a día y requiere de un esfuerzo sostenido en el tiempo, que no es sencillo; de modo tal que le quiero agradecer a toda la gente que le dedica tiempo y esfuerzo a este tipio de iniciativas”, expresó el funcionario provincial y añadió que brindará todo el apoyo que esté a su alcance.

Comentá la nota