Button quiere festejar en la tierra de Barrichello

Hoy empieza la actividad en el GP de Brasil, donde el británico puede ser campeón si Rubinho, su compañero, no le descuenta al menos cinco puntos
SAN PABLO.– "Si Rubens Barrichello es campeón voy a respetarlo, pero también voy a odiarlo mucho", dijo con fina ironía el inglés Jenson Button (Brawn GP) sobre su compañero de equipo, con el que definirá el título mundial de Fórmula 1, tal vez este fin de semana en el GP de Brasil. Button tiene 85 unidades, Rubinho, 71, y sólo quedan por delante dos competencias: la de este domingo en San Pablo y la de Abu Dhabi, el 1° de noviembre. Con 69 unidades, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) es el tercero en discordia y el único que puede amargarles el campeonato a los hombres del equipo de Ross Brawn.

"Sueño con ser campeón de Fórmula 1 desde que tenía ocho años y comencé a correr en karting", dijo Button, quien si pasado mañana llega al último escalón del podio habrá visto corporizado su anhelo sin importar si Barrichello gana la carrera. Más remotas aún son las posibilidades de Vettel, quien deberá despedirse de la pelea si Button alcanza al menos un sexto puesto.

Quizá por ello el piloto de Red Bull dijo haber rezado para que aparezca la lluvia en el fin de semana. "Me gusta mucho el circuito de Interlagos con sus subidas y bajadas. Yo sólo debo ganar aquí, la presión es para Button y Barrichello", explicó el alemán.

Al margen de la pelea por la corona que podrá definirse o no este domingo, otro tema que dominó en la calle de boxes fue el comentario de Felipe Massa, quien argumentó que su futuro compañero en Ferrari, Fernando Alonso, sabía que Nelsinho Piquet iba a chocar a propósito en el GP de Singapur de 2008 para favorecerlo en la victoria, lo que el español negó.

Ayer, Felipinho minimizó o suavizó sus comentarios. Aclaró que lo suyo resultó la "consecuencia de un presentimiento" y no que realmente lo supiera. Algo que se contradice con lo opinado anteriormente: "No hay forma de que Alonso no supiera lo de Piquet", había argumentado Massa. Como fuere, el propio Alonso desestimó aquí las acusaciones de su próximo coequiper: "Esas declaraciones no afectarán en nada nuestra relación el año que viene, que será buena en Ferrari, un grupo más importante que los individuos", reconoció el español, que correrá sus dos últimos GP con Renault.

Hoy se llevarán a cabo dos tandas de entrenamientos; la primera, entre las 10 y las 11.30 (hora argentina), y la segunda, de 14 a 15.30.

* El GP paulista, una máquina de recaudar

La ciudad de San Pablo recibirá 152,9 millones de dólares por la realización del GP de F.1, de acuerdo con un informe oficial. El municipal instituto de turismo SPTuris indicó que la cifra será un 13% superior a la de 2008, mientras que por impuestos de compras con motivo de la carrera recaudará 1.600.000 dólares.

Comentá la nota