Lo de Button aburre a todos... menos a él.

F1: Cuarta victoria en cinco carreras. El inglés volvió a dominar y los sorprendentes Brawn GP lograron el 1-2 en el GP español.
La temporada 2009 de la Fórmula 1 ya parece tener un dueño. El piloto de Brawn GP, Jenson Button, mostró una vez más en el circuito de Montmeló que es inalcanzable y logró su cuarto triunfo sobre cinco carreras. Y por si fuera poco, su compañero Rubens Barrichello terminó segundo y profundizó más la diferencia con las otras escuderías.

Desde principios de temporada, Brawn GP es la que domina a su gusto. Button, quien hasta este año sólo había ganado un Gran Premio, ya se quedó con los de Australia, Malasia, Bahrein y España.

"Es una gran sensación ganar aquí, en el regreso a Europa, y el triunfo me da mucha confianza para el resto de la temporada", dijo feliz Button. Más rápido que el ganador fue Barrichello, pero durante la carrera el equipo tomó la decisión de reducir las paradas para el inglés a dos y el brasileño se vio perjudicado por tener que pasar tres veces por boxes. "Me gustaría saber por qué han cambiado la estrategia", confesó Barrichello, quien no gana desde 2004. Detrás del 1-2 de Brawn GP estuvieron Webber y Vettel, hombres de Red Bull.

Otro que vivió un gran domingo fue Fernando Alonso, con su Renault. El español, dos veces campeón del mundo, partió desde la octava posición y escaló hasta la quinta para cumplir su mejor actuación del año. "He sido el primero del resto", explicó.

A falta de 12 carreras para el final de la temporada, Button sorprende día a día. Antes de ver la bandera a cuadros superó al campeón Hamilton y le sacó una vuelta. Ahora aspira a quedarse con el tradicional Gran Premio de Mónaco, el 24. Es el piloto del momento y la F 1 parece tener un nuevo dueño absoluto.

Comentá la nota