Bustos Rallé sobreseyó a los menores de El Tipal

El juzgado de Menores Nro 2 a cargo Silvia Bustos Rallé dictó la resolución mediante la cual fueron sobreseídos los adolescentes imputados en los robos y destrozos que se registraron en algunas casas del Barrio Privado El Tipal, la madrugada del 10 de febrero del año anterior.
El dictamen se conoció el 23 de diciembre del 2009 y las partes fueron notificadas el último día hábil de la justicia, 30 de diciembre.

De acuerdo a lo informado por la defensora de uno de los menores entre los considerandos de la medida figura que no existen pruebas que acrediten las imputaciones sobre el robo, a la vez que se hace hincapié en la edad de los menores.

De todas maneras esta medida no significa sentencia firme ya que algunos de los denunciantes puede apelar la medida o el mismo fiscal actuante.

La resolución que dictó Bustos Ralle esta contenida en 20 páginas donde en la mayoría de ellas se hace referencia a la falta de pruebas para imputar a los involucrados, mientras que en el último párrafo se hace referencia a su minoría de edad

Como se sabe todo comenzó en la noche del 10 de febrero cuando siete jóvenes de entre 14 y 15 años, de clase alta, fueron detenidos, acusados de integrar una banda que entraba a robar a casas en un country de las afueras de la ciudad de Salta.

Algunos de esos jóvenes vivían en el barrio privado y de acuerdo a lo que detalló uno de los denunciantes, habrían ingresado a las casas con alguna ingesta de alcohol.

En aquella oportunidad la Policía demoró a siete jóvenes acusados de ingresar a los domicilios y llevarse dinero, elementos tecnológicos de alto valor, como notebooks, GPS, Mp3 y Mp4 en domicilios de profesionales y habitantes del country.

Alguna de las pistas que se siguieron fueron las zapatillas y la patente de un vehículo en el que se desplazaban.

Sin embargo y de acuerdo a una de las defensoras los horarios de entradas y salidas y de las mismas filmaciones serían los que habrían podido demostrar que los menores no estaban involucrados en los hechos.

La información difundida en aquella oportunidad decía que: actuaron con llamativo profesionalismo, ya que se desplazaron en forma sigilosa por las casas, sin despertar a los dueños, y hasta llegaron a ingerir helado y yogures en uno de los lugares.

Uno de los denunciantes había comentado que en su casa además de algunas sustracciones leves, rompieron parte del mobiliario con un cuchillo que obtuvieron de la misma cocina, mientras que, el elemento, luego fue encontrado en otro domicilio donde también se habrían cometido ilícitos.

En aquel momento los menores fueron indagados por Bustos Rallé tras lo cual quedaron a disposición de la causa que con el sobreseimiento conforma un nuevo cariz.

Comentá la nota