Bustos amplió su denuncia contra "personal foráneo"

El inspector municipal considera que la intendenta no cumplió con su palabra de dar de baja a la persona que lo amenazó de muerte.
Se trata de José Mario Corzo, quien ingresó al plantel municipal en abril.

Según Bustos, el denunciado tiene otras dos causas "por robo y amenazas".

A fines de septiembre, el inspector municipal José Ignacio Bustos radicó una denuncia por amenazas en la fiscalía local. La semana pasada, amplió esa actuación judicial por considerar que desde el gobierno no se dieron los pasos necesarios para dar por terminado el tema.

Según el relato que en esa oportunidad realizó a este bisemanario, Bustos habría sido amenazado de muerte por una persona que se identificó como colaborador de la intendenta Graciela Rosso.

El incidente que involucró a Bustos ocurrió en la plaza Colón, cuando el inspector se prestaba a realizar una boleta a un vehículo mal estacionado. En ese momento, desde un Golf rojo, una persona le dijo que dejara sin efecto la infracción. Como Bustos no accedió al llamativo pedido, el sujeto le habría mostrado un arma y amenazado con "descoserle las piernas a tiros".

En definitiva, el hecho sumó una nueva denuncia contra "personal foráneo" que llegó a la Municipalidad con la nueva gestión. Tal como informó EL CIVISMO en ediciones anteriores, se trata de personas domiciliadas fuera de Luján que desde hace varios meses frecuentan distintas dependencias municipales. Sin una tarea específica, la extraña presencia de "los foráneos" hizo que en varias oportunidades el Concejo Deliberante pidiera información al Departamento Ejecutivo sobre la identidad de estas personas y las funciones asignadas.

Estas presencias fueron denunciadas en el Basural Municipal, en el Taller Nº 1 y en el Hospital. En todos esos casos, "los foráneos" protagonizaron actuaciones que al menos podrían calificarse como desafortunadas.

En la segunda parte de la entrevista a Rosso que se publica en esta edición, la intendenta se refiere al tema. La jefa comunal desmiente que este grupo circule por las calles de Luján armado, pero admite que contrató personal para seguridad y para cumplir tareas "que no son las más lindas del mundo"

NUEVOS DATOS

En la ampliación de la denuncia, Bustos volvió a señalar a José Mario Corzo como el autor de las amenazas lanzadas desde el Golf rojo. Corzo fue designado como Personal Obrero–Clase VII de 48 horas semanales, en Planta Temporaria, para desempeñar funciones en el Taller Municipal Nº 1 a partir del 15 de abril y hasta el 31 de

diciembre. Su domicilio legal figura en la calle Azopardo del barrio La Boca de la ciudad de Buenos Aires.

Según las averiguaciones realizadas por el propio Bustos, y que figuran en la denuncia, Corzo tiene dos causas por robo y amenazas con intervención del Tribunal Oral Criminal Nº 23 y el Tribunal Oral Criminal Nº 25.

En la denuncia, el inspector también cita fragmentos de una

conversación que mantuvo con Rosso luego del incidente: "La intendenta afirmó que había tomado cartas en el asunto, dejando a los mencionados (por Corzo y alguien más que la jefa comunal no especificó) afuera como empleados del municipio".

A continuación, Bustos explica que el 14 del mes pasado volvió a ver a Corzo en las inmediaciones del despacho de la intendenta, en compañía de otros cuatro hombres "que siempre están con él". "Me miraron fijamente de manera intimidatoria, prepotente, produciéndose para mí una situación incómoda y de temor", refleja Bustos en la denuncia. Efectivamente, el decreto donde supuestamente se determina el despido de Corzo nunca se dio a conocer. Si bien varios funcionarios cercanos a Rosso aseguraron a este medio que el denunciado ya no pertenecía al plantel municipal, tal confirmación nunca llegó por escrito, a pesar de los reiterados pedidos que este bisemanario efectuó a la Dirección de Prensa del municipio.

Esta semana, Bustos entregó copias de la denuncia y un extenso archivo sobre el tema a los distintos bloques que conforman el Concejo Deliberante. En la acusación, también se menciona a otras tres personas calificadas como "personal foráneo". En esos casos, siempre

de acuerdo a los datos recogidos por Bustos que fueron sumados a la actuación judicial, se trata de sujetos con denuncias por "robos y falsificación".

Comentá la nota