Busti no soportó que digan que bajó la mortalidad infantil de casualidad

Primero Zavallo ataco a Giano por ser liviano al hablar del tema. Respondió la subsecretaria de prevención. Dijo que era casual la baja de mortalidad infantil en la gestión Busti. Este no lo soporto y salió a defender su política sanitaria.
El ex gobernador de la provincia, Jorge Busti, decidió salir en la defensa de su última gestión (2003-2007), la cualk había sido atacada por la subsecretaria de Prevención y Promoción de la Salud, Fabiana Leiva, quien entre otras cosas dijo que la baja en la mortalidad infantil lograda por el ex mandatario provincial, fue casual.

Busti, en un extenso comunicado de prensa enviado a INFORME DIGITAL quiso dejar varias cosas en claro y por eso no dejó puntos sin tocar. Para el comienzo de su ensayo, el presidente de Diputados citó al Dr. Ramón Carrillo: "Si la gente se está cayendo en un abismo es más humano y más barato construir una barrera en el borde que un hospital en el fondo".

Respuesta a Leiva

"No puedo comenzar sin destacar que a mi criterio, leer las palabras de ciertos funcionarios en algunos medios de comunicación, no hace otra cosa que contextualizarnos ante un marco de situación alarmante y que me han motivado hoy a escribir algunas líneas al respecto, debido a que fui durante tres gestiones gobernador de esta provincia. Por tal motivo, en principio debo comenzar aclarando que es ciencia cierta que la baja en los índices de la mortalidad infantil, nunca pueden ser frutos de la casualidad y menos en la provincia de Entre Ríos. Esa disminución, lograda a partir de sacrificados esfuerzos que nos llevaron muchos años de trabajo, se han basado en decisiones políticas traducidas, por ejemplo, en la creación en cada departamento de direcciones jerarquizadas, como la de Epidemiología y las de Maternidad e Infancia; poniendo al frente referentes en cada uno de los hospitales, los que fueron debidamente capacitados. Por ello lo mucho o poco que pueda saber la Dra. Fabiana Leiva, se debe a que fue una referente epidemiológica del Hospital Delicia Masvernat de Concordia, al igual que el actual secretario de Salud, Pablo Basso del Hospital San Roque. Como antecedente de esto, en el 2004 se realizó la 1º Residencia Epidemiológica del país. Allí, se forjó una estrecha relación con el mejor ministro de salud que tuvo el país después de Ramón Carrillo, como fue Ginés González García, creador también del excelente Plan Remediar que contribuyó que en ese período no faltara ningún medicamento en los centros de salud de la provincia. Y refiero a la figura del Dr. Ginés González García, ya que el mismo representa lo que significó comenzar a desandar un cúmulo de políticas de salud que se encaminaron al gran objetivo de reducir los valores de la mortalidad infantil, a partir de ciertos pilares ineludibles tales como el conocimiento integrado, la capacitación, inversión y presupuesto como claras prioridades de un gobierno; decisiones que adoptamos, de hecho, en todos los gobiernos de los que fui parte. Por ello, es bueno desde este plano recordar a algunos funcionarios que los indicadores que reflejan las tasas de mortalidad infantil en la provincia de Entre Ríos los valida la Dirección Nacional de Hechos Vitales que depende del Ministerio de Salud de la Nación, y la información está disponible en la web de ese organismo nacional", dijo Busti en forma de respuesta a Leiva.

"No baja por casualidad"

El legislador quiso dejar en claro que "de esta manera, la mortalidad infantil no baja por casualidad, sino que ingresan en ellas un sinnúmeros de factores y determinantes sociales, económicos, habitacionales e institucionales que pusimos en práctica en el 2003, dado el elevado índice en ese rubro. Por tanto, es inentendible que funcionarios de la misma cartera de salud se contradigan, lo cual explica ciertas actitudes que contrastan con la idea de poseer un equipo de profesionales encolumnados para el trabajo equilibrado y horizontal en torno al desarrollo de políticas de estado. Decir entonces que hace 20 años que no se desarrollan políticas claras para paliar el flagelo que representa la mortalidad infantil en nuestro país, es sin dudas contradecir todas aquellas herramientas y acciones que, sin ir mas lejos, se pueden enumerar en los últimos 6 años, por citar un ejemplo. Más aun, si nuestro parámetro es simétrico con la consolidación del sistema de atención primaria de la salud, afianzado como red socio-sanitaria a fines de los ´80, un sistema integrado, que bajo los preceptos e ideales del gran sanitarista Ramón Carrillo, en Entre Ríos se llevó a cabo con acierto y que hoy es desmentido por un funcionario", estimó el ex gobernador.

Sin planes

"Difícil es vislumbrar un proceso sostenido en el tiempo, cuando la subsistencia del sistema sanitario se sostiene mediante anuncios sin ejecución. Y sobre todo, cuando se malgastan los esfuerzos que desde toda una ingeniería se llevan adelante, tal es el caso emblemático del Plan Nacer a nivel provincial y nacional", expresó el diputado para agregar que "de este modo, es factible que todas las muertes y sobre todo las infantiles, constituyan uno de los hechos más movilizadores para la sociedad, en especial para los profesionales del ámbito sanitario preparados para evitarlas. Pero ocurren, a veces a pesar de todos los esfuerzos, porque son la expresión limite de la vulnerabilidad social de la infancia. En consecuencia, las muertes infantiles son indicadores de las políticas sociales de una provincia, de los principios que sustenta el sistema sanitario y de la calidad del servicio materno infantil y el desempeño del equipo de salud.

En este plano, el Plan Nacer se insertó en el campo de la salud como una estrategia de gestión llevada a cabo en principio por el ex Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García. Una herramienta integral que se instaló en la red publica de Atención Primaria de la Salud, bajo el objetivo principal de disminuir los índices de morbi-mortalidad materno infantil, a partir del fortalecimiento de la red pública de efectores. Así, el mismo tuvo su inicio en 2005 y se sostuvo en el tiempo gracias al trabajo denodado y sacrificado de los trabajadores de los Centros de Salud y Hospitales, acompañados por políticas de estado de 2003 a 2007, que le brindaron el apoyo logístico para su ejecución. El plan, que brinda la cobertura sanitaria a todas las embarazadas y niños entrerrianos hasta seis años que no posean obra social, ha operado exitosamente debido a que desde la nación y la provincia se ha constituido como una política sanitaria".

"No fue casualidad, fue sacrificio"

"Por ello, las políticas sanitarias son políticas de Estado, no son frutos del personalismo; y que hasta fines de 2007 los índices de morbi mortalidad materno infantil se hayan reducido notablemente, es fruto del sacrificio que día a día, realizaron los trabajadores de la salud y los mismos beneficiarios que buscan una mejor calidad de atención de la salud", destacó el titular de Diputados quien agregó que "por ello, hablar del faltante de políticas de Estado en salud es hablar de ineptitud e incapacidad de su propio gobierno provincial y nacional. Es desmerecer el esfuerzo de un entramado de redes sociales que han apostado por una mayor calidad de vida traducida en un simple indicador: haber reducido la mortalidad infantil de un 16,2 por mil nacidos vivos que existían en 2003 a 11,6 por mil a fines de 2007. Es, lisa y llanamente, entender que cuando los procesos sanitarios se llevan adelante integradamente, no existe "casualidad" que opere como método científico para su éxito. Para ser mas exactos, solo hay que mirar en retrospectiva y remontarse al lapso 1999-2003 para dar cuenta de la situación de la salud publica provincial y entender cuanto se avanzó desde 2003 a 2007 en materia de políticas sanitarias. En este marco, de 1999 a 2003 el sistema de salud no podía dar respuestas mínimas; ni siquiera podía brindar los insumos básicos para la atención de la población que acudía en forma creciente a los efectores públicos. Asimismo, la disgregación del Estado se manifestaba en la falta total de políticas para el sector. Derechos básicos históricos de convirtieron en privilegios para unos pocos afortunados, siendo que las funciones intrínsecas de la salud pública pasaron a ser un privilegio para pocos o para nadie. Sin embargo, con compromiso y sensibilidad, los trabajadores del sector redoblaron los esfuerzos y pese al atraso y deterioro de salarios, negación de las autoridades, ausencia de inversión y presupuesto, mantuvieron en pie los Centros de Salud y Hospitales. Esa potencialidad de los trabajadores que resguardaron el sistema, pese a las dificultades, es lo que mantuvo al hospital o al centro de salud como la referencia de la comunidad, como un ámbito de contención valorado por la gente. Fue, a partir de un entramado de acciones políticas socio-sanitarias de 2003 a 2007 que pudimos rearmar un sistema que fue volviendo a sus fuentes paso a paso, entendiendo a la salud como el pleno bienestar físico, psíquico y social. Por ello, no podemos dejar de entender a la salud como una realidad social compleja, un proceso social aun más complejo y un proceso político dentro del cual hay que tomar decisiones políticas no sólo sectoriales sino de Estado, capaces de comprometer obligatoriamente y sin excepciones a todos los sectores. La salud, por tanto, no es solo la implementación de política focalizadas, sino la aplicación de acciones preventivas vinculadas a integrar la salud con los diversos condicionamientos socio, políticos, económicos y culturales que operan toda sociedad".

"En síntesis, siempre es bueno citar al doctor Ramón Carillo, quien destacaba que no existen políticas sanitarias sin la inclusión de políticas sociales", dijo para finalizar el diputado Jorge Busti.

Comentá la nota