Busti piensa en una mujer para el 2011

Sigue apostando a Reutemann presidente. Aceptaría un ministerio con él pero no deja al azar su continuidad en la provincia y habla de una mujer para gobernadora. Fin de semana con cruces.
Jorge Busti ha manifestado estar alineado a la propuesta presidencial de Carlos Reutemann e incluso deslizó la posibilidad de integrar un ministerio nacional si el santafesino llega al sillón de Rivadavia. Estas definiciones de futuro, automáticamente lo dejaban fuera del sillón de Urquiza, algo que Busti viene militando constantemente desde que supo que no tendría reelección en 2007.

Sin embargo el ex gobernador, que ha sabido manejar con perspicacia la herramienta política de la "expectativa" - eso de que "Busti vuelve" o "puede volver" y que no permite, cuado se mantiene alta la imagen positiva, "que la tropa se desbande" – sacó nuevamente un as de la manga para los que tomaron sus intenciones ministeriales como un abandono de la carrera gubernamental 2011.

Quién sería entonces su candidato para el 2011. Busti reveló que "hay muchos compañeros y compañeras" y sobre la cuestión femenina hizo especial hincapié: "Tenemos el artículo 17 de la nueva constitución provincial que da absoluta igualdad entre hombres y mujeres para todos los cargos políticos y partidarios", e insistió con que "no hay que olvidarse que las mujeres tienen las mismas capacidades que nosotros para asumir estas responsabilidades", sentenció.

¿Se recicla el plan B de 2007?

Cuando en 2006 cayó la posibilidad de tratar la ley que declaraba la necesidad de reformar de la constitución que hubiera podido habilitar la reelección de Busti, inmediatamente se echó a rodar la "expectativa" de que otro Busti disputara la gobernación en 2007. Fue allí donde se habló de un "plan B" que consistía en postular a Cristina Cremer de Busti. Finalmente fue el entonces ministro de gobierno Urribarri el bendecido para la "continuidad positiva". Hoy es el propio Busti el que implícitamente saca a la palestra aquel "plan B", aunque cronológicamente trasladado al 2011.

Comentá la nota