Busti pidió al gobierno que no persiga sus militantes

Sobre el 2009 no hizo definiciones y dejó abierta cualquier posibilidad, hasta la interna. Como siempre lo postularon para el 2011, pero también él se postuló. Con Kirchner admitió diferencias pero dijo que ahora hay que estar juntos.
La agrupación Evita tuvo un nuevo acto. Esta vez fue por el día del militante, un homenaje por la conmemoración de los 36 años del retorno del general Juan Perón a la Argentina.

Persecuciones

El mensaje fue contundente: “A cada uno de los funcionarios del gobierno provincial y de los gobiernos municipales, por favor no discriminen a nadie por esto de ser Bustista”. La frase es de Busti. Y tal vez es la primera vez que toma este bastón que hasta ahora es un reclamo constante en cada escenario (público y privado) de las segundas líneas de sus aliados en la agrupación Evita. Aunque el tono de Busti para decirlo no tiene las adjetivaciones de sus seguidores, algo queda claro del acercamiento y encuentros que nuevamente han tenido Busti y Urribarri hace unos días: O los funcionarios del gobernador no quieren acuerdo, o no creen en el acuerdo, o Urribarri “se olvidó” de bajar línea a sus muchachos.

Busti recordó “lo que tanto trabajaron estos militantes para ustedes”, en obvia alusión a la campaña del 2007. “Lo que era la palabra bustista hace un año ahora es una mala palabra para algunos”, apuntó Busti y advirtió: “Los compañeros son mansos, pero alguna vez se les acaba la paciencia y truena el escarmiento”, parafraseó una parte del dicho del General Perón.

El acuerdo con Kirchner

Mucho se ha especulado con una candidatura de Busti en el 2009 a diputado nacional en el espacio de Néstor Kirchner. Sabido es que para nada seduce al ex gobernador la idea de dejar el cabotaje de la provincia para aterrizar en pistas nacionales, cuando en el pago chico su propio partido está en el poder y las internillas no pueden monitorearse de cerca. Esta no es la excepción. Busti volvió a dejar abierta todas las posibilidades y de ninguna manera dejó certeza sobre el 2009. “Todas las variables son posibles, hasta la interna”, selló Busti. Igualmente se encargó de aclarar “que vamos a trabajar a nivel nacional y debemos estar juntos porque los momentos son difíciles a nivel internacional”, apuntó a la situación económica. “Igualmente le vamos a decir las verdades al compañero Néstor Kirchner, que quizás algunos no se las dicen”, aventó a quien quiera ponerse el sayo.

2011: Maestro de la expectativa

Busti ha demostrado en su carrera saber como untar la piezas para que su agrupación y todos en general estén expectantes de su continuidad. Es el arte que mejor practica, el ejemplo más cercano fue durante todo su último gobierno, donde hasta el final habló de la Reforma Constitucional y la posibilidad de su reelección. Finalmente no salió, pero pocos se animaron a sacar los pies del plato porque “Busti pude volver”. Esta vez el golpe es directo y la expectativa nuevamente es el engranaje de alineamiento. En primera persona Busti adelantó su proyección para el 2011 y en tal sentido manifestó que “lo que vamos a hacer en el 2011 dependerá de la decisión de la militancia justicialista y si Dios me da vida y el pueblo entrerriano así lo quiere, será nuestro rumbo la Gobernación de Entre Ríos. Como diría el poeta: El molino podrá estar viejo, pero el viento sigue soplando”, expresó.

Comentá la nota