BUSTI BRINDO SU OPINION SOBRE LAS CARTAS ORGANICAS MUNICIPALES

El presidente de la Cámara de Diputados de Entre Ríos, Jorge Pedro Busti hizo conocer su opinión respecto a las cartas orgánicas municipales bajo el título "Consenso, participación y autonomía como pilares de la nueva Constitución".

A continuación se transcribe el texto enviado a esta Agencia: "Entendiendo la importancia que redunda en torno al debate sobre la sanción de las Cartas Orgánicas municipales y el pormenorizado trabajo que se haga a nivel local, es que este análisis posee la intención de constituirse como un aporte inicial para la exploración del tema, que sirva ante todo como una información provechosa para la sociedad entrerriana y, en particular, para los habitantes de los municipios.

"El mismo intenta formar parte de un humilde aporte que repase el proceso originario de sanción de las Cartas orgánicas municipales, que tendrá inició el presente año en algunas de las ciudades y continuará en los años sucesivos en otras, al menos así se ha anunciado.

"Invito al lector a analizar en concreto las particularidades principales de esta normativa que ha comenzado a debatirse y que constituye, a mi entender, un punto vital para la modernización de las instituciones democráticas y hacerlas absolutamente participativas.

"Como lo amerita, no podemos comenzar de otra manera que enmarcándonos bajo los preceptos que rigen en la nueva Constitución Provincial ya que se constituye como la matriz normativa del tema en cuestión.

"De este modo debemos dar cuenta en principio que la reforma constitucional de Entre Ríos de 2008, modificó el status de los municipios a los cuales les reconoce por primera vez la autonomía en los ámbitos institucional, político, administrativo, económico y financiero, a través de su artículo 231º.

"Por ello, un punto importante de la temática que nos ocupa es la consagración, por parte de la Constitución, de la autonormatividad constituyente para los municipios denominados ‘grandes’ (aquéllos que poseen más de 10.000 habitantes), quienes podrán dictar sus propias cartas orgánicas, tal cual lo manifiesta el artículo 231º y que excluye de tal opción a los municipios con menos de ese piso de habitantes. Bajo este aspecto, la Constitución recalca el carácter electivo de cada uno de estos municipios ‘grandes’, brindándoles la posibilidad de optar por la conformación o no de una Carta Orgánica propia para cada uno. Como contrapunto, de sucederse el caso de que el municipio no entienda necesario la confección de su Carta autónoma, la Constitución declara que el mismo podrá seguir rigiéndose bajo la Ley Orgánica provincial, tal lo continuarán haciendo las localidades de menos de 10 mil habitantes.

"Ahora bien, existe dentro de la Constitución de Entre Ríos, bajo sus artículos 237º y 238º, una serie de mecanismos que regulan el proceso de sanción de las Cartas orgánicas municipales, para lo cual, se debe disponer y llevar a cabo bajo ciertas reglas. De este modo, entre ellas se destacan la convocatoria por el departamento ejecutivo en virtud de la ordenanza sancionada al efecto; la integración de la Convención con un número igual al doble de concejales, según el municipio que se trate (por ejemplo, en el caso de que una comuna tenga 12 ediles, serán 24 los representantes de la Convención); y la elección por un sistema proporcional y un plazo máximo de 3 meses prorrogable por otros 3 meses (artículo 237º).

"A su vez debe señalarse que para su ejecución, la Constitución declara la necesidad de que la Carta Orgánica cuente con un contenido mínimo. Por ello y para tal fin la Carta debe contener y respetar en el seno de su estructura la organización en dos órganos, uno ejecutivo y otro deliberativo; los principios del régimen democrático, participativo, representativo y republicano, la elección directa de autoridades; el voto universal, igual, secreto y obligatorio incluyendo los extranjeros; un régimen de elección directa para presidente, vicepresidente y concejales y un sistema proporcional de asignación de bancas para los últimos, garantizando de esta forma los derechos de las minorías; también debe contar con la adopción de normas de ética pública; un sistema de contralor interno y un organismo de control externo; instrumentos de democracia participativa; y el procedimiento para la reforma, entre otros (artículo 238º).

"De esta manera, a modo de hacer realidad la autonomía de los municipios entrerrianos, la Constitución consagra normas expresas en tal sentido, tales como la que fija el piso de coparticipación que debe garantizarse al municipio entrerriano y a las comunas. Bajo este eje, la ecuación destaca el reparto del 16% de los impuestos nacionales a los municipios y 1% a las comunas; y el 18% de los impuestos provinciales a los municipios y el 1% a las comunas. Así, tal como lo especifica el artículo 248º ‘…los recursos de los municipios y comunas son indispensables para el normal funcionamiento de los servicios públicos…’.

"Bajo estos preceptos, la Carta Magna provincial describe que debe garantizarse su transferencia automática y diariamente, siendo que estas normas concretamente consagran la autonomía económica y financiera, haciendo realidad el principio constitucional.

"Es importante agregar que, en torno a la redacción y sanción de la Carta Orgánica, esta no debe redundar en una repetición o reiteración de derechos, declaraciones y garantías consagrados en la Constitución Provincial, Nacional o en los tratados internacionales.

"Por el contrario, debe servir para regular la vida del municipio que la dicte, dentro de sus límites. Así, la Carta Orgánica debe constituirse ante todo en una herramienta útil y eficaz para el bienestar de los habitantes del municipio. Por caso, puede contener cuestiones tales como los referidos al planeamiento territorial, servicios públicos, planeamiento estatal, ambiente, tránsito, desarrollo económico, parques y promociones industriales, recursos económicos, democracia municipal, eficacia y gestión; en fin, responder prioritariamente a las necesidades de cada municipio y su realidad coyuntural y contextual.

"De esta manera, a partir de las herramientas amparadas en las normativas que regulan la conformación de las Cartas Orgánicas, la nueva Constitución provincial persigue el objetivo principal de dar lugar a una mayor participación ciudadana; brindando la posibilidad de que la comunidad en pleno pueda analizar, debatir, proponer prioridades y construir en base al consenso una plataforma que contenga las necesidades estructurales para el correcto funcionamiento de las instituciones municipales.

"Teniendo en cuenta estos puntos que no escapan a la vitalidad de su esencia creo, para finalizar, que el proceso de sanción de las Cartas Orgánicas Municipales debe tener como vértice la participación activa de los habitantes del municipio en toda su extensión; ya que con la nueva Constitución de Entre Ríos el Municipio es y debe ser autónomo en el real sentido del significado", concluye.

Comentá la nota