A la búsqueda del piso necesario

Este domingo los mercedinos elegirán 9 concejales y 3 consejeros escolares • Además 35 diputados nacionales y 8 senadores provinciales de la primera sección electoral • Cómo se establece quienes son los electos.
Este domingo 28 de junio se realizarán las elecciones legislativas en todo el país. En la provincia de Buenos Aires, particularmente, se elegirán en 134 municipios bonaerenses un total de 1.030 concejales titulares y 660 suplentes; 359 consejeros escolares titulares y otros tantos suplentes.

En toda la provincia hay habilitados 10.607.918 electores distribuidos en 31.428 mesas cuyos sufragios colocarán a 35 diputados en el Congreso Nacional; 46 diputados y 23 senadores provinciales, todos ellos con sus respectivos cargos suplentes.

Mercedes

Esta ciudad integra la Primera Sección Electoral en la cual se eligen 8 senadores provinciales y 5 suplentes. En esta sección hay 3.652.490 electores.

Para este acto electoral se dispuso habilitar 147 mesas en Mercedes para distribuir a los 47.164 sufragantes que elegirán 9 concejales titulares, 6 suplentes, 3 consejeros escolares titulares y 3 suplentes.

Para disputar estos cargos se presentaron solo 7 listas, un número muy bajo si se toma en cuenta que para las últimas elecciones se presentaron casi el doble de listas.

El próximo 10 de diciembre a 9 concejales se les vence el mandato: David Valerga, Alberto Teijeiro, Marisa Defelippe y Juan Montoya (que habían ingresado por el oficialismo); Martín Zubeldía y Miguel Angel ‘Toto’ Etchegaray (del PJ); Juan Manuel ‘Pancho’ Torres y Luis Colao (ingresantes por la UCR) y Claudia Lucero (en ese momento ARI).

De los nueve concejales salientes solo dos (Zubeldía y Montoya) van por la reelección; los restantes siete concejales no integran ninguna lista independientemente que estén activamente vinculados a alguna de ellas.

Respecto al Consejo Escolar, a quienes se les vence el mandato son: María de los Ángeles Benítez, Miriam Fiori y Ricardo Colombo. De los tres, solo el último no es candidato en esta elección por primera vez en varios años. En este sentido vale destacar que desde el año 2001 el Justicialismo oficialista ha logrado sistemáticamente colocar los 3 puestos en juego.

Cómo elige

Para saber quienes son los cargos legislativos comunales electos hay que dividir la cantidad de votos válidos (al cierre del escrutinio) y dividirlo por la cantidad de bancas en juego que son –en Mercedes- nueve. Ese número da el piso necesario para que una lista coloque un concejal, el que no llegue a esa cifra queda afuera. Al dividir el número de votos de la lista por ese piso, se obtiene la cantidad de concejales que ingresan.

El padrón de Mercedes contiene 47.164 personas, si se diese el caso de que votasen todos el piso sería de 5.241 electores. O sea que quien llegue a esa cantidad de votos obtendría una banca en el Concejo y quien obtenga 15.723 (5.241 x 3) obtendría un lugar en el Consejo Escolar.

Normalmente en una elección legislativa vota el 75% del padrón, razón por la cual se estima que la cantidad de votos necesarios para que una fuerza coloque un concejal es de 3.930.

Concejal sin votos

Este sistema, hasta aquí, es bastante justo. El problema es cuándo los votos se dispersan y las fuerzas no cubren las bancas. Ahí entra a tallar lo que se conoce como residuo: al realizar la división de la cantidad de votos sobre el piso, el resultado es un número decimal. Por ejemplo: 2,83. Eso significa que esa fuerza coloca a 2 concejales (los dos primeros de la lista). Pero si sumados todos los concejales que obtienen las fuerzas que llegaron al piso, no se alcanza a cubrir la cantidad de cargos en juego; la fuerza que tenga el decimal más grande se lleva el cargo que faltase (el que siga en la lista).

Si así y todo quedara cargos sin cubrir, se los lleva el que gana.

Fue así como en la última elección el oficialismo apenas arañó los votos necesarios para obtener un consejero escolar, pero como ninguna fuerza alcanzó ese piso: se quedó con los tres.

La situación más extraña se dio en la elección del controvertido 2001: el voto bronca hizo que el piso de concejales sea muy bajo. En esa elección el PJ obtuvo 4 concejales por el piso y 1 por residuo. La UCR 1 concejal por el piso y 1 por residuo. Ambas fuerzas totalizaban 7 ediles de los 9 que debían renovarse. La ley prevé que esos dos concejales que faltaban, se los llevara quien ganó.

En esa elección la tercera fuerza fue el Partido Obrero que impulsaba a Miguel Pastorini como candidato a concejal, la faltaron 17 votos para llegar a la banca.

El PJ metió 2 concejales adicionales sin los votos necesarios, y miles de votantes de otras fuerzas no alcanzaron la banca.

Comentá la nota