Bush llegó sin avisar y ligó un zapatazo en la cabeza

Mientras el mandatario anunciaba el plan de retirada de tropas, un periodista le arrojó un zapato mientras le gritaba "perro". No dio en el blanco.
A menos de dos meses de dejar el poder y en una sorpresiva visita, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, pisó este domingo suelo iraquí por cuarta vez desde la invasión en 2003. Pero la bienvenida fue más dura que en otras ocasiones. Mientras el mandatario ratificaba el plan de invasión, un periodista local le tiró un zapato y lo llamó “perro” en árabe.

Luego de que los zapatos sacudieran el escenario que Bush compartía con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, el mandatario estadounidense se burló del incidente. "Si a alguien le interesa, eran zapatos de número diez los que tiró hacia mi persona", señaló luego de confirmar el acuerdo de seguridad bilateral para que las tropas norteamericanas abandonen Irak antes de 2012.

En la cultura árabe, recibir este tipo de agresiones es una señal de profundo desprecio ya que el agredido es comparado con un perro.

Cuando Bush se dirigía a los periodistas fue interrumpido por Al Ziadi, corresponsal del canal de televisión Al Bagdadía, que se levantó con un zapato en la mano y se lo arrojó mientras le gritaba. Antes de que intervinieran los agentes de seguridad, Ziadi alcanzó a arrojarle el segundo calzado, aunque no pudo cumplir su objetivo. Ya sin municiones, el agresor fue fácilmente detenido por la policía.

La visita del mandatario estadounidense se produce un día después de la llegada del secretario de Defensa, Robert Gates, que anunció que las tropas norteamericanas han comenzado su última etapa en Irak.

Este pacto iraquí-estadounidense, que entrará en vigor a partir de enero, ya ha sido aprobado por el Parlamento iraquí y ratificado por el Consejo Presidencial. Se presume que el viaje de Bush será el último antes de que deje su cargo al presidente electo Barack Obama el próximo 20 de enero.

"Queremos decir al pueblo iraquí a través de este acuerdo que Estados Unidos es un país que cumple con su palabra", aseguró el mandatario texano.

La primera travesía de Bush a Irak fue en noviembre de 2003, pocos meses después de la invasión multinacional encabezada por los Estados Unidos que comenzó en marzo de ese año. Regresó en 2006 y 2007, año en el que arribó a la provincia occidental de Al Anbar y donde se reunió con los líderes tribales que combaten junto al Gobierno y las tropas contra la red terrorista de Al Qaeda.

Gates, que llegó el sábado, también sin previo aviso, aseguró ante las tropas de su país que "las fuerzas norteamericanas han entrado en la última etapa del compromiso adquirido por Washington respecto a Irak" y agregó que el plan presentado por Barack Obama de retirarlas en 16 meses no significa que se vaya a realizar de manera "irresponsable", según informó la agencia de noticias iraquí, Aswat al Irak.

Comentá la nota