Bush brindó último discurso en la Presidencia de EEUU

Bush brindó último discurso en la Presidencia de EEUU
El presidente defendió la invasión a Irak, resaltó que su país es más seguro desde hace siete años, ya que no sufrió otro atentado, y admitió que "hay cosas que haría diferente"
George W. Bush brindó su último discurso como Presidente de los Estados Unidos. Tras agradecer a su familia y a los miembros de su gestión, señaló que luego del atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 "hice todo lo que pude para mantenernos seguros".

"Nuestro país es más seguro que hace siete años", continuó minutos después, resaltando que en ese lapso de tiempo Norteamérica no sufrió otro ataque, aunque advirtió que los terroristas aún quieren volver a atacar y por ello pidió que jamás deben "bajar la guardia".

"A medida que los años han pasado, la mayor parte de los norteamericanos ha podido volver a su vida de siempre, de antes del 11-S. Pero yo nunca lo hice. Cada mañana he recibido un informe sobre las amenazas contra nuestro país, y he prometido hacer todo cuanto estuviera en mi mano para mantenernos a salvo", declaró.

Respecto a la invasión a Irak, uno de los puntos más discutidos de su administración, destacó que ese país "pasó de un dictador brutal a una democracia en el corazón de Oriente Medio y a ser un amigo de los Estados Unidos", por lo que "no puede haber debate sobre los resultados obtenidos".

"Fue un honor ser comandante en jefe de las tropas en Irak", agregó.

Bush también recordó haber experimentado momentos difíciles y reconoció que "hay cosas que haría diferente", al tiempo que entendió si parte de la población no está a favor de posturas o decisiones tomadas. "Hice lo que pensé que era correcto. Puede que no estén de acuerdo con algunas decisiones difíciles que tomé, pero espero que estén de acuerdo en que estuve dispuesto a tomar las decisiones difíciles", dijo.

Finalmente, el presidente norteamericano subrayó que la Nación debe seguir los pasos que el dio al opinar que "debemos rechazar el aislamiento y el proteccionismo. Estar detrás de nuestra frontera sólo invitaría al peligro. La seguridad depende de la expansión de la libertad".

"Ha sido un honor brindarme a esta nación, pero es un honor más grande ser ciudadano de los Estados Unidos de Norteamérica", concluyó.

De ahora en más

Ahora Bush dejará a Barack Obama una serie de asuntos pendientes, entre ellos las guerras en Irak y Afganistán, un conflicto en la Franja de Gaza y la muy dañada imagen de los Estados Unidos en el extranjero.

A su vez, el mandatario electo que asumirá el martes heredará de Bush la peor crisis financiera en casi 80 años, un colapso que ha golpeado duramente a la economía de los Estados Unidos y que ha tenido repercusiones en todo el mundo.

Comentá la nota