Busco Socio

Preferentemente sin dinero, porque pago yo. Más o menos así es el espíritu del proyecto de Ley de Iniciativa Privada, que permitirá el ingreso de "inversores" como socios del Estado. Podría habilitar el gerenciamiento del dique Los Monos.
O, al menos, eso coligen varios diputados de la oposición y algunos del propio oficialismo, que se queman las pestañas intentando encontrar un hueco que les pemita rebelarse contra esa idea del Gobierno, sin que les cueste caminar después por el desierto, especialmente porque ya llega el verano.

“El Poder Ejecutivo podrá crear sociedades del estado o entes públicos u otros tipos de personas jurídicas, para el cumplimiento de los fines previstos en la presente ley, haciendo el aporte de capital que considere necesario o creando los fondos especiales pertinentes”.

Así dice textualmente el artículo 14 de la Ley de Iniciativa Privada que el Gobierno Provincial pretende que la Legislatura le sancione en tiempo récord, es decir antes de que concluya el año.

El polémico proyecto contiene esta facultad “casi extraordinaria” con la cual el Gobierno de Mario Das Neves se garantiza no tener que volver a pedir nunca más autorización a Diputados si pretende crear empresas como Petrominera o la novel Chubut Deportes.

Pero el proyecto 204 del 2008 no se agota sólo allí.-

En caso de ser aprobado –por la mayoría automática-, la ley contendrá un artículo que erizaría la piel de cualquier particular.

“Declárase de utilidad pública y sujeto a expropiación en los términos de la Ley 1739 todos los bienes requerido para la realización y/o explotación de las obras y servicios comprendidos en la presente ley”, reza el artículo 19.

Según el Gobierno con esta ley estimulará la inversión privada en materia de proyectos de infraestructura, sean estos de obras públicas, concesión de servicios públicos, licencias y/o cualquier otra modalidad, logrando de esta forma una oferta más amplia de proyectos y servicios.

Las iniciativas tendrán carácter de “reservada” hasta que se dicte un pronunciamiento al respecto. Se creará una comisión evaluadora para estudiar los proyectos y el Poder Ejecutivo decidirá si le da el carácter de “interés público”. También el Gobierno se arrogará la facultad de autorizar desgravaciones impositivas totales y parciales a las iniciativas que atravesaron el filtro de la comisión evaluadora.

Las concesiones, licencias o permisos podrán ser gratuitas, a título oneroso, con una contribución determinada en dinero por parte del concesionario o subvencionada por parte de la Provincia en alguna etapa del proyecto.-

Cuando el proyecto aún no tiene trámite parlamentario se rumorea que ya hay empresarios con proyectos preparados para asociarse al Gobierno.

Comentá la nota