Buscarán beneficiar a 3.000 familias con el plan.

Así lo expresó el vicepresidente del IPRODHA, Eduardo Morales Lezica, quien indicó que en esta gestión “nos ha tocado una etapa en la que se está abarcando la totalidad de la necesidad habitacional”. Aseguró que con estos actos el Estado se convierte en responsable de la “mejor calidad de vida de los misioneros".

En contacto con la radio LT17, el vicepresidente del IPRODHA Eduardo Morales Lezica explicó el funcionamiento del plan “Mejor Vivir” y dijo que “es un plan federal conjunto con la Nación donde no hay topes, depende de la demanda” y aseguró que “nuestra meta es llegar a 3.000 beneficiarios en 2009”.

Insistió en que el “IPRODHA tuvo que ajustar los controles” porque algunas personas han pedido una casa para venderla o alquilarla y no para uso personal. Para evitarlo, el funcionario indicó que “una vez que entregamos la casa, a los 15 días hacemos una inspección” y “en el momento en que no encontramos a los titulares de la vivienda interviene el juez para el desalojo”, y añadió que desde agosto de 2008 se han realizado 50 de estos operativos.

En cuanto a los créditos hipotecarios, las exigencias consisten en garantizar el fin social de éste, tener un ingreso de entre 2.500 a 3.500 pesos, y asegurar que se construirá una vivienda. Los montos a entregar oscilan entre los 48.000 y los 84.000 pesos dependiendo de los metros cuadrados de terreno. La tasa de interés es de 6% y el plazo de reembolso del crédito es a 18 años. Las condiciones es que no pueden ser construidos locales comerciales con el dinero obtenido.

Dentro de los objetivos para 2009, Lezica mencionó como uno de ellos “ampliar el área de servicios IPRODHA y avanzar con los planes tradicionales especialmente los de Vivienda Rural”, donde el Estado provee dinero y el municipio compra los materiales y se los entrega a la familia rural.

Con respecto al momento que atraviesa la industria maderera, ratificó que el Estado ha construido 400 casas de ese material para los tareferos y acudió a las empresas que están trabajando en el sector. (MOL)

Comentá la nota