Buscan variantes para calcular el costo de CVP

La secretaria de Economía y Hacienda de la Municipalidad, Malena Baro, se reunió con la Comisión de Presupuesto del Concejo Deliberante para iniciar la readecuación conjunta del modo de cobro de la Tasa por Conservación de la Vía Pública (CVP).
La decisión de establecer tales cambios en los cálculos llega después de que una catarata de vecinos se arrimara hasta la comuna quejándose por el aumento con que les había venido la última boleta de ese tributo, suba que en algunos casos merodeaba el 200 por ciento respecto del cobro anterior.

En ese momento, la funcionaria fue rápida para aclarar que no se trataba de un tarifazo ni de una acción encubierta sino que se debió a una mejor y mayor prestación del servicio que se da a los domicilios desde hace varios años, en cuanto a recolección, barrido y luminarias en la vía pública. "Por eso, ahora la comuna decidió corregir las categorizaciones, actualizándolas en función de lo que estaban recibiendo los usuarios", explicó Baro hace unos días.

Precisamente con esas novedades subió ayer al salón azul para hablar del tema con los concejales.

"Se cambiaron todos los parámetros, porque los que existen en la Ordenanza Fiscal Impositiva tienen varias décadas de antigüedad, están desactualizados y no corresponden a la realidad actual. Entonces se piensa apelar a una nueva base de cálculos", dijo la presidente de la Comisión de Presupuesto parlamentaria, María Teresa Lawler.

Lawler señaló que ahora, desde el Ejecutivo presentaron una tentativa de variante y el miércoles nos van a traer un mapeo de la ciudad donde se pueda ver cómo incide, si se provocan aumentos, si son pocos o muchos. "Se habla de que en algunos casos alguien podría llegar a pagar menos", dijo la edil desarrollista tomando conceptos –afirmó- de la contadora Baro.

Tessie Lawler advirtió que cuando se toca una fórmula y se la reemplaza por otra existe el riesgo de que ocurra un desfasaje y haya una estampida de las tasas. "Para que no pase eso, en esta semana van a aplicar esos nuevos parámetros en distintas zonas de la ciudad para ver cómo impacta. Si incide mucho habría que ver de qué manera se aplicaría este nuevo formato, que entraría en vigencia a partir del 1º de enero de 2010", adelantó.

Comentá la nota