Los K buscan sumar a la UCR, pese al temor de un Pacto de Olivos II

Los K buscan sumar a la UCR, pese al temor de un Pacto de Olivos II
El kirchnerismo en la Cámara de Diputados se prepara para darle, este miércoles, media sanción al proyecto de reforma política impulsado por el Gobierno. Y aunque los números aparentemente le dan, los operadores K todavía aspiran poder conseguir el respaldo del radicalismo a la iniciativa.
"Con el radicalismo es tan difícil, tienen un quilombo interno. Pero en principio ellos están de acuerdo con los términos del proyecto", le afirmó a PERFIL uno de los diputados que se sienta en las mesas de negociación. "Vamos a ver qué hacen, pero yo soy más bien optimista", agregó, antes de anticipar que acordaron hablar el lunes por la noche con el titular de la bancada radical, Oscar Aguad, para seguir avanzando.

La agenda indica que el martes se reunirá el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Presupuesto y Justicia para intentar sacar dictamen. Y al día siguiente, el kirchnerismo ya está dispuesto a llevarlo al recinto.

Desde la Unión Cívica Radical, en tanto, no tienen un discurso uniforme. Algunos rechazan enfáticamente la posibilidad de que acompañen la iniciativa oficial. Otros, en cambio, están dispuestos a dialogar. Incluso uno de ellos le admitió a PERFIL que "puede llegar a haber acuerdo".

Por lo pronto, le enviaron al oficialismo un listado con las once modificaciones que piden. Muchas ya fueron aceptadas, entre ellas: reducir los pisos, poner una fecha cierta para las internas, incorporar un recurso directo de apelación a las resoluciones del Ministerio del Interior, corregir que el financiamiento de las campañas sea según el resultado de la última elección y no de las primarias, e incluir la votación de los diputados del Mercosur. Además, se está evaluando que en las primarias se elija sólo el presidente y no la fórmula, y poner una regulación mayor a la publicidad oficial en las campañas. En cambio el oficialismo ya rechazó incorporar la boleta única ("primero hay que achicar la cantidad de partidos"), eliminar la ley de lemas y la reelección indefinida ("es competencia provincial"), que los partidos sean dueños de las bancas ("hay fallos de la Corte en el sentido inverso") y que los afiliados sólo puedan votar en la interna de su partido ("desnaturaliza las primarias").

"Los números los tenemos", asevera un importante diputado kirchnerista, pese a que lamenta que se apruebe con "números cortos". Y critica a los radicales: "El de ellos no es un problema técnico, sino político. Tienen pánico a que digan que es el pacto de Olivos II. Van a tratar de que el proyecto salga, pero que nosotros paguemos el costo de juntar el número".

Comentá la nota