Buscan soluciones por usurpaciones

Tras las ocupaciones en la zona cordillerana de Aluminé y Villa La Angostura, vecinos y emprendedores tratarán de frenar la situación.
Vecinos de Aluminé y de localidades aledañas a esta localidad convocaron a pobladores de ese Departamento y del Lácar a una reunión abierta para mañana luego de las ocupaciones de tierras protagonizadas por comunidades mapuches en la región.

La convocatoria se extendió también a representantes de los sectores turísticos y de minería, y de la Cámara de Comercio para pedir soluciones conjuntas en el marco de la Constitución frente a las usurpaciones de tierras.

Al respecto, Julio Barardi, un propietario de Quillén, manifestó: "Tenemos la intención de que a través de los legisladores provinciales podamos encontrar una solución definitiva a todo esto. Lamentablemente hasta el momento no hay una manera efectiva para frenar esta situación y la gente está muy descontenta. Esperamos encontrar una manera pacífica para que esto se frene", señaló.

Al ser consultado sobre los desalojos policiales, Barardi declaró que "critican a la policía por su accionar, pero ésta debió actuar frente a un acto de violencia que los mismos usurpadores provocaron con piedras y otros elementos. A la policía no le quedó otra opción que reprimir. Nosotros no estamos de acuerdo con la violencia pero hay que entender que las usurpaciones también son actos violentos. Esta es la problemática que se está viviendo en la cordillera".

Los sectores productivos, mineros y turísticos de la zona se mostraron preocupados porque ven peligrar sus inversiones y fuentes de trabajo con las usurpaciones por lo que intentan reunirse en búsqueda de una solución antes de que se desborden los límites.

"Desde la capital neuquina es fácil ver la situación pero esto se puede desbordar en cualquier momento y no debemos esperar llegar a una situación extrema", subrayó Barardi.

Comentá la nota