Buscan soluciones para paliar la falta de agua potable en Vallecito

ºLa vertiente de la que se abastece la zona tuvo una importante merma en su caudal. Para garantizar el servicio en sus instalaciones, el oratorio Difunta Correa traslada en camiones el vital elemento. El municipio y OSSE advierten que también hay un derroche significativo .
Aumento del consumo y baja de la producción de la vertiente. Dos factores, que conjugados, han generado serios inconvenientes a los habitantes de Vallecito. Frente a esta situación, autoridades del municipio y de OSSE evalúan poner en práctica algunas medidas que ayuden a mejorar este problema. Por ello, esta noche se reunirán con miembros de la Unión Vecinal de Vallecito y con personal de la Administración del Oratorio de la Difunta Correa.

La baja en la vertiente, conocida como La Aguada, comenzó en febrero y si bien se espera un descenso de en su producción durante los meses de temporada estival, la merma en este año fue más de lo esperado. El caudal de la vertiente sufre fluctuaciones que no se corresponden con la demanda por parte de los consumidores, este es otro aspecto que perjudica a la zona.

Para paliar esta la situación que afecta a más de 400 personas, tanto el municipio como la Fundación Vallecito, que abastece del vital elemento a uno de los barrios de la zona y a todas las instalaciones del oratorio de la Difunta Correa, recurrieron a la utilización de camiones para trasladar agua al lugar y garantizar el suministro.

Un gasto significativo

Para que no se vean perjudicados los fieles que asisten al oratorio en el que se recuerda la figura de Deolinda Correa, la administración, a cargo de Daniel Rojas decidió trasladar 30 mil litros diarios de agua. Si bien cuentan con un camión propio, cada viaje significa un costo de 440 pesos. Si la situación persiste y se deben realizar 50 viajes al mes el monto que debe desembolsar la Fundación Vallecito trepa a los 20 mil pesos.

Con la cantidad de agua que recibe, más de 50 mil litros, la Fundación abastece a 30 viviendas de un barrio cercano más los puestos policial y sanitario, el control fitosanitario, baños públicos, locales comerciales, estaciones de servicio y el Hotel. "Teniendo en cuenta que hoy sólo recibimos cerca de 45 mil litros por día debido al problema en la vertiente y si la situación persiste, deberíamos transportar más líquido para abastecer la demanda durante la Cabalgata de la Fe y Semana Santa", señaló Rojas haciendo hincapié en que durante estas dos fechas, el oratorio recibe gran parte del millón de visitantes que anualmente pasan por el lugar. "Creo que se debe buscar la manera de controlar el consumo y evitar el derroche ya que nos encontramos en una zona donde el agua es imprescindible", agregó Rojas. En ese sentido la fundación está finalizando las obras en tres grupos de sanitarios y otras instalaciones donde se van a instalar surtidores inteligentes que se activan cuando el usuario ejerce presión sobre ellos y sólo por algunos segundos. Para tal fin, se han invertido 250 mil pesos.

Por su parte, desde el municipio y Obras Sanitarias se analiza la colocación de medidores, para controlar los incrementos en el consumo, y la realización de otras obras que puedan dar solución a estos inconvenientes. Éstas y otras cuestiones se analizarán en la reunión que mantendrán esta noche con los vecinos en la sede de la Unión Vecinal de Vallecito.

Comentá la nota