Buscan una solución consensuada e integral a la situación de la terminal de Omnibus

En la sala de comisiones del Concejo Deliberante, los ediles de la ciudad recibieron a representantes de las empresas transportistas, en el marco de las discusiones acerca del servicio de la Terminal de Omnibus de la ciudad, y de los cánones de uso y tarifas que se deben fijar para el correcto funcionamiento de la estación.
Los empresarios realizaron una serie de cuestionamientos referidos a la carencia de determinados servicios que debe prestar el concesionario para el normal funcionamiento de la terminal, y las dificultades que deben enfrentar por esta situación al momento de atender correctamente a los pasajeros. Las quejas pasan fundamentalmente por los reducidos espacios asignados para la atención al público. La concejal del MPF, Miriam Boyadjián entendió que “vemos una situación compleja y difícil” y adelantó que “vamos a ser completamente objetivos, para lo cual ya estamos trabajando en la regulación de las tasas para los pasajeros, y el canon de uso que deben abonar los transportistas a la Terminal”.

El encuentro estuvo presidido por el Concejal a cargo de la presidencia, José Ojeda y contó con la presencia de los parlamentarios, Marisa Montero, Miriam Boyadjián, Raúl Moreira y Ariel Pagella, quienes adelantaron la necesidad de seguir trabajando para lograr una solución integral a la situación de la Terminal, la cual es imprescindible para la ciudad de Río Grande.

Boyadjián se refirió a la tasa que deberán abonar los pasajeros, e indicó que “el próximo 5 de diciembre se llevará a cabo una audiencia pública sobre la tasa que deberán abonar los pasajeros” remarcando que, “más allá de ello, y de la buena voluntad del Cuerpo, nosotros observamos una puja muy fuerte entre el concesionario y los transportistas, lo cual debe ser superado para encontrar una solución”.

Por otra parte la Edil sostuvo que “desde la Institución estamos trabajando para regularizar la situación de la terminal y del transporte de media y larga distancia, puesto que es necesario que nuestra ciudad, la cual ha crecido considerablemente, pueda tener una Terminal de Ómnibus acorde a Río Grande”.

Boyadjián adelantó que “nosotros vamos a seguir trabajando, ya le hemos manifestado en la jornada de ayer al titular de la terminal, todas nuestras inquietudes y críticas, hoy se lo hemos hecho a los transportistas”, remarcando que “ahora sólo nos queda aguardar a la jornada de mañana –por hoy – para saber cual es la decisión que ha adoptado el concesionario, para luego si, acordar con las diferentes partes los pasos concretos a seguir”.

Por su parte la concejal Marisa Montero recordó que las empresas de Transporte de Pasajeros solo están obligadas a pagar un canon de 500 pesos que se aprobó por Ordenanza el día 31 de octubre” pero además explicó que “existen dos proyectos que están en Comisión y que tienen que ver con el pago de los servicios, que se prorratearía, entre todos los que hacen uso de la Terminal y además esta en el proceso de Doble Lectura la aprobación de una Tasa por pasajeros”.

Por lo tanto clarificó “las empresas deben pagar un canon de 500 pesos y lo que surja del prorrateo de los diferentes servicios” sobre este último punto explicó que “en virtud de lo que estuvimos viendo y dada la cantidad de metros cuadrados que tiene el edificio se tataría de 500 0 600 pesos en concepto de tasa por pasaje” por lo cual “el concesionario debería soportar un porcentaje de todo el edificio” pero recordó que además “hay una confitería, de dimensiones importantes, hay un Kiosco, y en la planta alta hay locales comerciales”.

Comentá la nota