Buscan una salida a las quejas por el alza de la luz.

Planificación recibirá mañana a usuarios.
Funcionarios del Ministerio de Planificación Federal, que conduce Julio De Vido, recibirán mañana en esa cartera a representantes de los usuarios que protestaron anteayer frente a la quinta presidencial de Olivos en contra del fuerte aumento en la tarifa eléctrica.

La intención oficial es escuchar los planteos de los consumidores respecto del alza tarifaria y analizar los problemas que ésta generó, en muchos casos, en familias de bajos recursos.

Quien se encargó de organizar el encuentro fue, anteayer, José María Olazagasti, secretario privado del ministro De Vido y con buenos contactos, tanto él como su familia, con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, con quien en los últimos años compartieron militancia dentro del peronismo porteño.

El de mañana será el primer encuentro entre funcionarios del Gobierno y usuarios residenciales desde que se aplicaron las dos alzas en la tarifa de electricidad, la último de las cuales llegó hasta el 360% para los hogares que más consumen en el área metropolitana. Por las penalizaciones del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (Puree) y los impuestos, el incremento final de la factura en algunos casos fue mayor.

El ajuste tarifario dio un giro la semana pasada cuando varias familias de bajos recursos recibieron facturas con fuertes incrementos debido a que, por ejemplo, carecen de agua de red y deben utilizar una bomba eléctrica para extraerla. De Vido había dicho, al anunciar las subas, en octubre, que éstas sólo alcanzarían a los hogares más acomodados.

Los usuarios tendrán un argumento legal para eludir los aumentos. La Resolución 324/08 del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), que puso en vigencia los primeros incrementos al elevar la tarifa correspondiente a la distribución eléctrica, estableció que, ante el reclamo de un usuario, la distribuidora debe constatar la "condición de la vivienda y la inexistencia de otros servicios".

La norma cita "gas natural por red, telefonía, televisión por cable e Internet", aunque también se incluiría la falta de agua potable por red. Si el hogar no posee esos servicios se debe mantener la tarifa anterior. Fuentes del sector eléctrico dijeron que la excepción también es válida para el último aumento, el más elevado de los dos, anunciado en octubre.

Comentá la nota