Buscan restar dinero a los municipios para financiar el déficit del Gobierno

Según trascendió, la Legislatura provincial debate, por iniciativa del Gobierno provincial y el bloque del MPF una rebaja del 10 % en la coparticipación de los mencionados municipios. Esto generaría 18 millones anuales por comuna, los que serían destinados a paliar el déficit que el gobierno provincial tiene en el Ministerio de Salud, aumento de sueldo a profesionales, aumento de sueldos al personal no profesional y compra de insumos, son el fin de este recorte en los ingresos que los municipios ya tienen presupuestados para el 2010. El Gobierno no habla de volver al arancelamiento de la salud.

RIO GRANDE.- Durante la jornada de ayer transcendió una noticia relacionadas con el presupuesto 2010 que generó fuerte polémica en los ámbitos municipales tanto de Río Grande como de Ushuaia.

Es que en el seno de la comisión de salud de la Legislatura provincial se debate, por iniciativa del Gobierno provincial y el bloque del MPF una rebaja del 10 % en la coparticipación de los mencionados municipios.

Esto generaría 18 millones anuales por comuna, los que serían destinados a paliar el déficit que el gobierno provincial tiene en el Ministerio de Salud, aumento de sueldo a profesionales, aumento de sueldos al personal no profesional y compra de insumos, son el fin de este recorte en los ingresos que los municipios ya tienen presupuestados para el 2010.

La medida de la cual el Gobierno es parte se da cuando el sistema sanitario está desarancelado, dejando a los nosocomios son percibir cerca de 12 millones anuales en la provincia, suma que multiplicada por tres años da como resultado un monto exacto al que se le pretende restar a las comunas.

Según pudo conocer TIEMPO Fueguino, el anexo que se agregaría al presupuesto, contemplaría que la quita se de por única vez y sea administrado desde la comisión de salud de la Legislatura.

Fuentes cercanas a ambos municipios, tildaron al proyecto como "un despropósito", considerando que "el Gobierno desarancela el sistema blandiendo una bandera populista y por el otro lado le quita obras, sueldos y mejoras a las ciudades".

Dentro del marco de la Legislatura provincial, tanto el bloque del oficialismo como el del MPF aprobarían en principio la iniciativa, aún no está confirmado, en tanto la UCR, el PJ y Movimiento Obrero del Legislador Velázquez aún no han tomado una postura definida, que no se descarta sea contraria.

Este no es un dato menor, ya que el "legislador obrero" preside la comisión de salud. Otro dato saliente pasa por los reparos de esta situación de excepcionalidad que se plantea no quede solo en el 2010, sino que una vez generado en marco, se dé año a año con otros destinos hasta transformarse en una constante y los municipios pierdan definitivamente este 10% de los ingresos de coparticipación.

La quita implicaría la pérdida del 50% del plan de obra pública, la paralización de obras en marcha y la imposibilidad de que se otorguen nuevos aumentos salariales o mejoras conforme el crecimiento de la inflación. Los panes de pavimentación serian los primeros perjudicados. Desde los municipios no descartaron la disminución de personal.

Otro de los aspectos que no escapa a esta instancia es la llegada de la eoca electoral y hay quienes aseveran que aditamento político no es ajeno a esta instancia, el 2010, es el prologo en la carrera de la sucesión en las intendencias y el gobierno y aseguran que esto no deja de ser visto a la hora de "perjudicar" a las comunas.

Comentá la nota