Buscan reforzar el control al Gobierno

La oposición parlamentaria intentará imponer su mayoría en la Auditoría General y en la Comisión Mixta Revisora de Cuentas
Lanzados en una cruzada para reforzar el control sobre el Gobierno, los bloques legislativos de la oposición unirán fuerzas para intentar imponer su mayoría en dos organismos clave: la Auditoría General de la Nación (AGN) y la Comisión Mixta Revisora de Cuentas del Congreso, encargados de auditar las distintas áreas de la gestión pública y revisar el presupuesto nacional ya ejecutado.

En estos últimos seis años, el oficialismo ha logrado imponer su hegemonía tanto en la AGN como en la Comisión Mixta; como consecuencia de ello, este año se demoró en ambas instancias la aprobación de varios informes de auditoría que arrojan críticas severas sobre distintas áreas de la gestión pública, según advierte la oposición.

Con el recambio legislativo y la nueva relación de fuerzas tras la derrota oficialista en las últimas elecciones, los opositores pretenden ahora dominar ambos organismos legislativos, con el propósito de ejercer un control más inmediato y eficaz sobre la administración kirchnerista.

La composición de esta comisión bicameral de control, al igual que las otras 21 restantes que funcionan en el Congreso, se definirá en febrero próximo, cuando en el Senado el oficialismo y la oposición se enfrenten por el control de ese cuerpo. Quien triunfe en esa pulseada no sólo se impondrá en las comisiones permanentes del Senado, sino también en las bicamerales de control.

De conseguir los 37 votos que garantizan la mayoría en el Senado, la oposición ya anticipó que su prioridad será imponer su dominio en la Comisión Mixta Revisora de Cuentas.

De manera simultánea, las fuerzas de la oposición impulsarán una ley que reglamente el funcionamiento de la AGN para asegurar el dominio del sector contrario al Gobierno en ese cuerpo, ya que, esgrimen, ése es el espíritu del artículo 85 de la Constitución nacional, que dispone la creación de ese organismo bajo la presidencia de la oposición.

Atribuciones

"Es imprescindible que se reforme la ley de la AGN para otorgarle la mayoría a la oposición en la Comisión Mixta y en el colegio de auditores. Deberían reforzarse las atribuciones de estos organismos para el acceso a la información y establecerse sanciones al funcionario que incumpla su labor si así lo corroboran los informes de auditoría", dijo a LA NACION Gerardo Morales, jefe del bloque de senadores radicales.

También el actual presidente de la AGN, el radical Leandro Despouy, brega por la pronta sanción de una ley que reglamente el funcionamiento del organismo. "La ley actual es, en muchos aspectos, inconstitucional y no se adecua al espíritu de la última reforma constitucional, que confiere a la oposición el control de la AGN", sostuvo.

En el Congreso hay al menos cinco proyectos de ley presentados por la oposición para modificar la integración de la AGN; el último de ellos, el del senador Ramón Mestre (UCR), se presentó el lunes pasado.

La AGN es presidida desde marzo de 2002 por Despouy e integrada por los ex diputados nacionales Oscar Lamberto (PJ) y Horacio Pernasetti (UCR); Alejandro Nieva, ex candidato a gobernador de Jujuy por el radicalismo; Vicente M. Brusca, ex presidente del PJ Capital; Vilma Castillo, ex asesora de Cristina Fernández de Kirchner y ex representante del Estado en el directorio de Aerolíneas Argentinas, y Francisco J. Fernández, asesor de los Kirchner en la Convención Constituyente de 1994.

Si bien el dominio oficialista no impidió la aprobación de informes críticos sobre distintas áreas de la gestión del Gobierno, lo cierto es que la legislación actual no impone sanción alguna a sus responsables.

Para peor, al menos una treintena de informes de la AGN aguardan desde hace meses su tratamiento en la Comisión Mixta Revisora de Cuentas y en ambas cámaras, advierten en el radicalismo. Esta comisión, dominada por el oficialismo, prácticamente no se reunió en todo este año.

Siete kirchneristas integran la Comisión Mixta Revisora de Cuentas, que preside el santacruceño Nicolás Fernández, a quien se suman José Pampuro, Jerónimo Vargas Aignasse, Miguel Angel Pichetto, José Mayans, Agustín Rossi, María Laura Leguizamón. Completan el organismo los senadores radicales Ernesto Sanz y Gerardo Morales y el peronista disidente Juan José Alvarez. Y hay dos vacantes que deberían ser ocupadas por la oposición.

Otras deudas pendientes

La mora no se registra sólo en el Congreso; también en el colegio de auditores está pendiente el tratamiento de media decena de informes también críticos de la gestión; uno de ellos apunta, por caso, a la Secretaría de Energía y el otro al Comfer.

Pasado mañana se realizará la última reunión del colegio de auditores del año; la oposición teme que la mayoría oficialista decida demorar todo para el año próximo.

"Ante esta situación, es impostergable que tanto la Comisión Mixta como la AGN cambien de manos con el recambio legislativo", subrayó el senador Rubén Giustiniani (Partido Socialista).

Comentá la nota