Buscan reconvertir una antigua pulpería local en un polo cultural.

Buscan reconvertir una antigua pulpería local en un polo cultural.
Es el predio de "La Blanqueada", una construcción que data del siglo XIX. Un proyecto del Municipio pretende transformarlo en un centro multimedia y trasladar allí el museo Lorenzo López.
De prosperar un anteproyecto propuesto por el Municipio ante el Gobierno nacional, un predio ubicado frente a la estación del ferrocarril San Martín podría convertirse en un completo centro cultural. Se trata de la casa en la que funcionó la antigua pulpería "La Blanqueada", conocida también como "Viejo Almacén" o "Pulpería de Samatán", lugar al que se trasladaría el Museo Alcalde Lorenzo López.

La construcción se encuentra en el cruce de las calles La Rioja y Nazarre, y es una de las viviendas más antiguas del distrito: su construcción data de fines del siglo XIX. Incluso, la cuadra conserva aún las viejas veredas de ladrillo.

Específicamente, el programa de la Comuna apunta a recuperar y fortalecer la identidad pilarense a través de un espacio cultural-turístico que opere como integrador social. Por ende, allí se emplazaría "La Casa del Tratado", entidad que cobijaría, parcial o totalmente, al Museo Municipal Alcalde Lorenzo López, además de salas de exposiciones y un centro cultural.

Cabe recordar que, en la actualidad, el museo funciona en un ala lateral de la Parroquia Nuestra Señora del Pilar, sobre la calle Belgrano. "Darle vida a un museo, con todo lo que significa esto, es un trabajo que requiere de muchísimo compromiso", expresó a El Diario Clarisa Bartolacci, subsecretaria de Cultura. La funcionaria agregó que "inclusive estamos trabajando para recuperar elementos pertenecientes a distintas familias de Pilar, se está trabajando con seriedad, compromiso y responsabilidad, es algo a largo plazo". Pero advirtió: "Tampoco estamos buscando que haya tantas donaciones, porque no contamos con un espacio físico que nos permita resguardar cada una de las piezas".

La iniciativa lleva implícito el interés por revalorizar y embellecer la zona de la estación ferroviaria, donde en los últimos años se han refaccionado la calle Nazarre y la avenida Tomás Márquez. "Hay un proyecto general para el recupero de todo ese espacio -explicó Bartolacci- y comenzar haciendo hincapié en esto. El museo tendrá un gran paseo, ya que nos permite contar con un espacio para artesanos, realizar cafés literarios, contar con salas fijas e itinerantes y demás ventajas".

Multimedia

De concretarse, la "Casa del Tratado" no sería un mero depósito de objetos del pasado, sino que se están ideando herramientas para dotar a la entidad de material multimedia. Así, a través de la Subsecretaría de Cultura, el Municipio está preparando un proyecto llamado "Historias compartidas", relacionado con el recupero de la tradición oral. Combinando el audio con las imágenes, se grabarán una serie de cortos de un minuto de duración cada uno, protagonizados por distintos personajes e instituciones del Partido de Pilar.

Entusiasmada, Bartolacci indica que "cuando existen proyectos sociales, el Estado tiende a avalar las propuestas que se le llevan. Si se confirma la cesión de la propiedad, se va a trabajar para concretarlo en los tiempos más próximos posibles".

A su vez, la subsecretaria de Cultura espera "contar nuevamente con el respaldo social empresario que tuvimos en la remodelación del teatro Lope de Vega, porque obviamente esto tiene un costo, y también porque es muy lindo saber que las empresas, los vecinos y los comerciantes del Partido apuestan a que Pilar siga creciendo. Se trata de gestionar proyectos que queden para la comunidad, que sean sentidos y tomados con compromiso por todos".

Una vez reformada la antigua pulpería, Bartolacci opina que "se le devolvería a Pilar un lugar que necesita: los vecinos necesitan reencontrarse con lo que ellos vivieron cuando eran chicos, es algo propio del ser humano. Los pueblos necesitan preservar su historia –agregó-, no es errado llevar adelante un proyecto de esta magnitud, que sin lugar a dudas es ambicioso. Los resultados, con el correr de los años, van a superar el esfuerzo que demandará concretarlo".

Chatarra valiosa

A mediados del año pasado, los vecinos se alertaron con la presencia de un depósito de chatarra junto a la estación del FFCC San Martín. Sin embargo, el antropólogo Alberto Susco, que desde hace años sigue los rastros de la historia del distrito, afirma que del predio podrían rescatarse algunos elementos: "Debe haber muchas cosas de valor histórico, que podrían formar parte del patrimonio -afirmó a El Diario-. Todavía no pude entrar, a pesar de que fui varias veces, pero hay que sacar aquello que sirva, antes de que se le dé un destino de chatarra y hacer un trabajo de recuperación".

Comentá la nota