Buscan que Prat Gay se despegue de Cobos y vote a favor de Redrado

Buscan que Prat Gay se despegue de Cobos y vote a favor de Redrado
Carrió presiona a su diputado, que siempre se mostró crítico de la gestión del BCRA.
La exposición de Martín Redrado no provocó cambios sustanciales en cuanto a los dictámenes que preparan los integrantes de la comisión parlamentaria que deberá emitir un consejo no vinculante sobre su desplazamiento. El vicepresidente Julio Cobos avanza hacia un pronunciamiento a favor de la remoción, con argumentos diferentes a los del oficialismo. El kirchnerista Gustavo Marconato, directamente, ya tenía su dictamen casi listo desde el miércoles. Lo mismo haría Alfonso Prat Gay, aunque anoche aparecieron algunas dudas.

Lo que generó movimientos fue la presión que ejercieron desde la fuerza liderada por Elisa Carrió para que Prat Gay se diferencie con una opinión "coherente" con el rechazo a la decisión de la Presidenta de pagar deuda con reservas.

De entrada, Prat Gay se encontró con un dilema entre su firme postura en contra de disponer 6.569 millones de dólares de las reservas para afrontar vencimientos de deuda -incluso firmó el amparo para frenar el DNU que creó el Fondo del Bicentenario- y sus cuestionamientos al resto de la gestión de Redrado. Unos días antes de que Cristina Kirchner decidiera removerlo, el diputado presentó un pedido de informes por "el evidente y creciente deterioro de la transparencia del balance y de algunas prácticas del Banco Central". Como salida propuso investigar su actuación más allá del conflicto actual, y así avanzar en la remoción por motivos anteriores.

"No podemos apartarnos de lo que venimos sosteniendo desde el inicio del conflicto", contó un integrante de la mesa chica de Carrió, que desestimó que la diferenciación a partir de los argumentos resulte suficiente. "Más allá de los motivos, estaría votando por la remoción en línea con el oficialismo. Lo vamos a convencer", aseguró. Clarín intentó comunicarse con Carrió, pero no logró ubicarla. "Confiamos en su capacidad técnica y tiene absoluta libertad para elaborar su dictamen", transmitieron sus voceros. Referentes de la CC proponen una alternativa: consignar los cuestionamientos referidos a su actuación anterior, sobre esos puntos pedir una investigación con más tiempo y, ante la urgencia para pronunciarse, rechazar la remoción fundada en la negativa a transferir los fondos.

Prat Gay se tomará hasta el lunes para preparar su dictamen. En la intimidad admitió que la opinión de su bloque no pasará inadvertida. Incluso, según contaron desde el cobismo, se lo adelantó al vicepresidente: "Tengo libertad de acción, pero no quiero quedar descolocado con el partido".

Antes de que Cristina diera marcha atrás y pidiera al Congreso "el consejo" para destituir a Redrado, Carrió había acusado al radicalismo de "pactar" con el kirchnerismo y que el acuerdo contemplaba la salida del titular del BCRA. "Nosotros lo recusamos en su momento, pero en este caso actuó correctamente. No participamos de esas negociaciones", remarcó Carrió. Las señales de Cobos sobre un pronunciamiento a favor de la remoción potenciaron la iniciativa del círculo íntimo de Carrió para "convencer" a Prat Gay. "Tenemos que diferenciarnos", insistieron.

Más allá de la incomodidad por votar en sintonía con el oficialismo, cerca de Cobos confirmaron que avanza en ese sentido. "Prepara un dictamen institucional, de carácter político, sin cuestionarlo por el Fondo del Bicentenario. Redrado tiene sellada su suerte. ¿De qué sirve votar en contra si ni siquiera es vinculante? Se tomaría como un acto de especulación", contó un hombre de su confianza. En el oficialismo le agradecían a Cobos "por su manejo de los tiempos de la comisión" y a Redrado por sus declaraciones sobre los "amigos del poder" que habrían comprado dólares y su amague de no presentarse ante la comisión. "¿Cómo hacen para sostenerlo?", preguntaron con una sonrisa.

Comentá la nota